Cuando tenía esperanza

Colección de textos publicados en el diario Público antes de que la realidad nos bajara de las nubes. Perdón por el optimismo pasado.

 

La República y los socialistas en el siglo XXI

17-10-14

República y Socialismo en el siglo XXI

Vivimos tiempos de perversión del lenguaje: un partido que se llama popular y es oligárquico, una corriente económica llamada neo-liberal que se basa en la regulación y los oligopolios, un cuerpo de seguridad cuya misión es acosar y maltratar a los ciudadanos que deberían defender, gente que se llama socialista y apoya la monarquía.

Y lo toleramos.

Y todos seremos cómplices si lo aceptamos sin protestar.

Pues bien, yo me niego. Lucho activamente contra las políticas antisociales del Gobierno, contra el neo-liberalismo como destino inevitable, contra los recortes de libertades que nos traen los cambios legislativos por decreto. Y no voy a callar en contra de la monarquía, ni contra los que se llaman socialistas sin serlo.

Sobre la  elección de la forma de Estado

Hemos crecido escuchando como una verdad absoluta que nuestra transición democrática fue modélica, que la Constitución de 1978 es sacrosanta e intocable,  que Juan Carlos de Borbón fue el salvador de la democracia que disfrutamos. Nunca nos han hablado de las contradicciones: la ausencia de participación ciudadana en todo el proceso, la elección del  rey por parte del dictador Franco, la presión de las Fuerzas Armadas para que la sucesión, pues fue tal,  siguiera las pautas previstas por la oligarquía franquista, el chantaje al que fueron sometidos los partidos y sindicatos para ser legalizados. Y hay algunas más, aunque no quiero ser exhaustiva.

Con todas esas premisas, se llegó a un statu quo entre las élites económicas y una clase política y sindical emergente, en el marco de una democracia formal. El trámite de la supuesta validación popular se solventó con la pantomima del Referéndum sobre la Constitución. Y ahora, 36 años más tarde, nos lo arrojan a la cara como un pecado original, imposible de limpiar.

Pues bien, ni la Constitución es intocable como un libro sagrado, ni elegimos entonces tener monarquía. Los ciudadanos no pudimos entonces ejercer nuestra soberanía, ni podemos ahora, por más que en el artículo 1º de la Constitución diga que “La soberanía nacional reside en el pueblo español, del que emanan los poderes del Estado”. Prueba evidente ha sido la abdicación de un rey y la subsiguiente coronación de su heredero, sin que el pueblo haya podido participar según su derecho.

Es por eso que, desde todas las organizaciones sociales y políticas progresistas, se clama por un Referéndum sobre la forma de Estado. Somos soberanos y queremos decidir.

Lástima que el arco parlamentario esté controlado por neo-liberales y socio-liberales, imbricados ambos grupos con el poder económico y financiero, hasta el punto de ser imposible distinguir entre unos y otros, tal es el cúmulo de ex cargos públicos de los dos grandes partidos que se sientan en los consejos de administración de las grandes empresas del IBEX35. Quizá debamos buscar ahí la causa de que, los que debieran defender al pueblo, hagan dejación de sus funciones.

Significados de República

En la calle, la gente está dividida: Unos repiten como papagayos lo oído durante los últimos 75 años, sin la menor reflexión o análisis (“Eso es cosa de rojos, solo trajo desgobierno y anarquía”, dicen sin rubor alguno). Otros abrazan la causa republicana como símbolo de clase (clase trabajadora, claro está) y de libertad. Aún otros la llevan en el corazón, pidiendo la memoria y reparación de los crímenes del franquismo, con el temor de morir sin ver su causa resuelta.

Pero la República, la res publica, es mucho más. Es todo lo que atañe a los ciudadanos tanto en cuanto participan activamente en política, son co-responsables en los asuntos públicos y se sienten soberanos. Podría decirse que es el paradigma de un Estado participativo, cuyos ciudadanos gozan de sus derechos y ejercen sus responsabilidades como seres soberanos. Pero, no estamos acostumbrados a eso, se nos lleva hurtando demasiado tiempo.

Hay quienes llevamos la República en el corazón, no en vano muchos de nuestros mayores murieron o sufrieron persecución por defenderla. Pero también la concebimos como el mejor modo de velar por nuestros derechos y libertades, como un ejercicio de democracia y de ciudadanía, responsabilizándonos de nuestra cuota de gobierno como entes soberanos. Miramos al futuro sin olvidar el pasado. En este grupo estamos las gentes de Alternativa Socialista.

Los socialistas del siglo XXI y el modelo de Estado

Frente a los que agitan los fantasmas del pasado para desacreditarnos, los verdaderos socialistas defendemos a ultranza la democracia, la igualdad, la justicia y la libertad.

Es por eso que, los verdaderos socialistas, nunca podremos defender una institución clasista, patriarcal y antidemocrática como la monarquía hereditaria. Basada en privilegios medievales, establece un acceso antidemocrático a la más alta representación del Estado, según leyes hereditarias que, además, relegan a la mujer a un segundo plano. No puede haber un mejor compendio de anacronismos e injusticias sociales.

En cuanto a nuestra defensa de la República, no es sino una consecuencia natural de lo anterior; podríamos tener otra forma de Estado, no lo niego, pero los logros sociales y políticos alcanzados por la I y, sobre todo,  la II República, nos hacen desear una tercera, en el convencimiento de que sería la mejor forma de auto-gobernarnos. En cualquier caso, bienvenidas sean todas las propuestas democráticas, vayamos a un período Constituyente y sometamos a Referéndum todas las opciones. La libertad y la democracia solo asustan a sus contrarios.

Nos merecemos otra ciudad y vamos a conseguirla

5-12-14

Estas no son solo mis palabras. Son de todas las personas que impulsamos Ganemos Madrid. Pero pueden ser las de toda la gente que quiere que su ciudad o su pueblo cambie de rumbo.

Sabemos que la situación es complicada, que la precariedad se está adueñando de todos los ámbitos, públicos y privados. La falta de democracia auténtica ha pervertido las instituciones. La corrupción se ha extendido por la política, fomentada por cargos públicos sin escrúpulos ni moral, corrompidos por una clase oligárquica que detenta realmente el poder. Repudiamos los modos de hacer política desde las cúpulas, somos soberanos y queremos ejercer ese poder. Muchas personas llevamos años en las calles y en las asambleas, denunciando, luchando, aprendiendo, empoderándonos. Y ahora ha llegado nuestro momento. Es el momento de la ciudadanía.

No hay excusas, si crees en la democracia participativa, si crees en el control ciudadano de las instituciones, Ganemos es tu sitio. Hay muchos modos de estar en Ganemos, muchos grados de implicación. No todas las personas pueden o quieren participar activamente en los procesos, pero todas pueden apoyar con su firma ahora. Y todas pueden ganar en mayo de 2015 con Ganemos. Y a partir de ahí empezará lo más difícil, porque ganar no es la meta, ganar es el camino.

Ganar es el camino para conseguir una ciudad para todas las personas, donde los servicios públicos funcionen, donde sea posible la convivencia en la diversidad. Una ciudad limpia, donde se respete la naturaleza y la salud de sus habitantes. Una ciudad que apoye la cultura, la educación y el deporte. Una ciudad para que vivamos las personas, no para que unos pocos hagan negocio.

Porque queremos recuperar nuestra ciudad, pedimos tu firma de apoyo a Ganemos Madrid en

http://ganemosmadrid.info/

Ganemos también la Comunidad de Madrid:

Si bien Ganemos se pensó como una candidatura municipal, el hecho de que muchas de las competencias que son fundamentales en nuestros municipios dependan de la Comunidad Autónoma, hace imprescindible replantearse nuestro ámbito de acción. En los inicios de los distintos Ganemos en los pueblos del sur de Madrid, ya se pensaba en una candidatura para la CAM. Los grandes municipios del sur, Móstoles, Alcorcón, Fuenlabrada, Getafe, Parla, Pinto, Leganés y otros que se han ido sumando, tienen sus candidaturas de Ganemos muy estructuradas. No en vano están trabajando en ellas personas activistas, muy habituadas al trabajo asambleario, que se conocen bastante entre sí y que tienen un solo objetivo: recuperar sus pueblos para la gente. Muchas de estas personas han visto claro desde el principio que es necesario ganar también la Comunidad para la ciudadanía. Falta que se definan muchos municipios, entre ellos Madrid capital. Existen algunas trabas a esa hipotética candidatura unitaria para las elecciones autonómicas. La que parece más importante es el miedo de algunas personas a competir con la más que probable candidatura de Podemos. Por otro lado, existe también temor a que esa competencia pueda romper los consensos alcanzados ya con Podemos en muchos de los Ganemos municipales. Y por último, se ignora cual va a ser definitivamente la postura de IU, aunque se sabe de la buena disposición de los flamantes vencedores de las primarias. Tal vez un posible acuerdo estratégico entre IU y Podemos desbarate el sueño de una candidatura autonómica de Ganemos. Sería una lástima que un acuerdo entre cúpulas diera al traste con algo tan necesario como una candidatura popular de unidad. Si así fuera, no creo que pudiera perdonarlo fácilmente. En fin, en unas semanas sabremos el resultado.

Qué hacemos desde Alternativa Socialista:

Por nuestro compromiso con la democracia de base y la democracia representativa, las gentes de AS hemos acudido a todos los procesos de confluencia política desde nuestro nacimiento como partido, hace ahora dos años. Por tanto, estamos presentes en todos los Ganemos de los territorios donde tenemos militancia. Nuestra implicación en el proceso nos llevó a convocar una conferencia municipalista el pasado mes de octubre, a la que asistieron representantes de diversos colectivos sociales y políticos, interesados en la confluencia como proyecto municipal. Estamos impulsando la creación de candidaturas de confluencia en localidades donde no las hay, ofreciendo nuestra experiencia, nuestros trabajos ya avanzados y nuestra cobertura a quienes los necesiten. Hay formas de recuperar lo local para la ciudadanía y en AS llevamos casi un año ya trabajando diversas propuestas.

La privatización de muchos de los servicios municipales mediante contratos poco limpios dificultará poder recuperarlos, pero existen fórmulas que estamos desarrollando para poder conseguirlo. Solo hay que buscar los resortes legales que puedan permitirlo. Esa será una de las primeras metas si se recupera el control democrático de los ayuntamientos. Remunicipalizar todo lo posible permitirá racionalizar los presupuestos y generar empleo digno dentro del municipio. También la recuperación de los bienes comunales actualmente privatizados, debe ser un objetivo.

Otro punto de extrema importancia es la auditoría de la deuda municipal. Habrá que establecer unos criterios de legitimidad y reestructurar todo lo posible. También habrá que hacer una auditoría de los servicios privatizados, con el fin de buscar incumplimientos de los pliegos de condiciones, lo que posibilitaría recuperar muchos de dichos servicios, ya que, como toda la ciudadanía puede comprobar y sufrir, la mayor parte de los servicios privatizados no alcanzan unos mínimos aceptables. Habrá que exigir algo tan revolucionario como aplicar la Ley.

Actualmente no hay posibilidad de independencia entre los funcionarios municipales, ya que todos los pormenores laborales (sueldo, cursos, vacaciones, etc.) dependen absolutamente del alcalde. Por tanto, los interventores y secretarios que no se pliegan a las prácticas corruptas que son bien conocidas, sufren acoso laboral. Hay casos sangrantes, como el de la funcionaria que destapó el caso Gürtel, que tras años de soportar mobbing, se ha visto obligada a abandonar. Cuando toda tu vida depende de un jefe corrupto, es muy difícil ser valiente y denunciar. Habrá que modificar los reglamentos para que los funcionarios puedan ser independientes y no unas marionetas en manos de cada nuevo alcalde.

Concluiré diciendo que sí se puede, solo hay que querer y creer que se puede. Hay que conseguir una correlación de fuerzas que nos permita aplicar las leyes y recuperar lo que es de toda la ciudadanía. Nos merecemos otra ciudad y vamos a conseguirla. #GanemosMadrid

Ataque en la sede de los gürtelianos

19-12-14

Esta mañana en el mercado de mi barrio no se hablaba de otra cosa. El alunizaje en la calle Génova ha desatado los comentarios de todo tipo, en especial los que justificaban lo ocurrido (y más que hubiera pasado); nada extraña dada la situación a la estamos llegando. Y todo esto en un barrio donde lleva ganando el PP desde que tengo memoria. Un barrio de pensionistas que antaño eran acomodados y que ahora deben acoger a sus hijos y nietos, arruinados por la crisis y el malgobierno. Un barrio donde la gente está cada vez más empobrecida, paga más impuestos municipales y recibe menos servicios. Ya no se escucha justificar las decisiones gubernamentales, pero se critica la corrupción que se ha enseñoreado de la vecina sede.

En ámbitos laborales llevo tiempo escuchando que fulanito va a hacer una locura o que menganito ya no sabe por dónde tirar. Así que, no es extraño que una persona desesperada haya decidido “dar la campanada”. Yo a veces estoy tentada.

Menos mal que Mariano ha decidido que la crisis se ha terminado.

 

Analicemos un poco la cuestión:

 

.- Llevamos en crisis desde 2008 (más de 6 años).

.- Los gobernantes han mentido sistemáticamente sobre la realidad económica, restándole gravedad. Mucha gente ha creído esas falsedades y ha obrado o invertido en consecuencia.

.- Mucha gente ha hipotecado todo lo que posee para eso que llaman eufemísticamente “emprender”, alentados por los anuncios institucionales y las supuestas facilidades.

.- Los pequeños negocios de nueva apertura están fracasando en su gran mayoría desde el inicio de la crisis, dada la caída de la demanda de consumo en general.

.- La rentabilidad de un pequeño negocio de bienes o servicios no es suficiente para pagar a los bancos que lo han financiado, el gasto estructural y un sueldo modesto para el “emprendedor”. La imposibilidad de “crecer” a causa de la falta de demanda interna causa la ruina del desdichado “empresario”.

 

Ignoro la historia del protagonista del incidente de hoy, pero podría encajar en el perfil tipo que acabo de describir. Y las gentes que hoy justificaban su acción en un mercado de Chamberí lo saben perfectamente. Puede que su hijo o su sobrino estén a punto de hacer algo parecido, así que, cómo no lo van a justificar.

 

Un poco de historia:

Los orígenes de todo esto, de la corrupción generalizada en los Ayuntamientos y las Comunidades Autónomas, de la práctica imposibilidad de “emprender” con éxito en esta desdichada sociedad, están conectados en un mismo punto. Voy a intentar justificar mi afirmación:

Con la Constitución de 1978 se confirieron a los ayuntamientos numerosas competencias sobre servicios ciudadanos, muchas de ellas sin dotación económica para poder acometerlas. Los alcaldes debían atender a sus conciudadanos y no tenían dinero para ello. Con las modificaciones de la Ley del Suelo se abrieron vías de financiación aparentemente inofensivas, aunque pronto se demostró que esa iba a ser la madre de la corrupción. Y es que, en un principio, muchos alcaldes de pocas luces no vieron ilícito financiar sus ayuntamientos mediante comisiones o mordidas a los constructores, “yo te recalifico aquí y tú me financias allá”. Otros eran muy conscientes de las connotaciones ilícitas e inmorales de todo aquello, pero hacían como que no lo sabían. Un tercer grupo, los “listos” de todo pelaje, hicieron de ello un modo de enriquecimiento personal sin mostrar el menor escrúpulo.

Lo que aparentemente era inofensivo, se convirtió en el cáncer de esta sociedad. Pagaban los constructores, “los ricos”, según parecía, aunque, en realidad, pagaban todas las personas que compraban una vivienda, cuyo precio se aumentaba para pagar la mordida municipal. De ese modo empezamos a devorarnos a nosotros mismos.

Lo peor de todo es que, en los consistorios, la mayor parte del personal municipal lo sabía. Sabían que esa práctica acabaría por arrastrarlos a todos al abismo de la corrupción. Unos por miedo y otros por connivencia, jamás han denunciado nada de todo esto. Los escasísimos funcionarios municipales que han decidido no callar, han sufrido acoso y ataques laborales, descrédito y ostracismo. Los consentidores, por acción u omisión, han fomentado las redes clientelares de sus municipios, integrándose en muchos casos ellos o sus familiares en dichas redes. La total dependencia de los funcionarios respecto de los alcaldes ha favorecido este proceso de corrupción. Y a los díscolos se los ha defenestrado inmediatamente.

 

Hasta aquí hemos llegado:

En este entramado municipal que acabo de describir se justifica la dificultad de ser “emprendedor” en todo lo que tiene que ver con los servicios ciudadanos, veamos por qué:

Tanto en las Comunidades Autónomas como en los Ayuntamientos, las contrataciones de servicios se hacen siguiendo las mismas prácticas corruptas que se iniciaron con los constructores y que ya hemos descrito. La mayoría de los contratos se adjudican sistemáticamente en todo el país a empresas de tan solo tres grandes grupos empresariales (FCC, ACS y Ortiz), sin posibilidad de que otra empresa ajena a ellos pueda “meter la cabeza”, ya que los pliegos de condiciones se elaboran ad hoc para que nadie más pueda cumplirlos. En el proceso de “externalización” o privatización de todos los servicios públicos se han eliminado todas las demás empresas casi en su totalidad. Por otro lado, buena parte de las concesiones municipales se hacen a empresas subsidiarias de las empresas públicas municipales, empresas públicas que se montan para escapar al derecho administrativo y poder hacer las concesiones “a dedo”.

En la mayoría de los ayuntamientos el 80% del presupuesto está cautivo en gasto corriente y no existe la posibilidad de acceder a la contabilidad oficial para establecer la composición de la partida 227 (donde se consignan los servicios privatizados), ya que hay opacidad total.

Pero hay más irregularidades: muchos contratos de servicios privatizados se prorrogan de modo ilegal, sin que exista concurrencia, por lo que se podría declarar la nulidad de oficio. Además, nunca se justifica de modo objetivo la contratación (explicar la razón de la privatización del servicio por imposibilidad del Ayuntamiento de dar el servicio), lo que supone otra causa de nulidad.  No hay controles en la contratación, ni en la financiación, ni en la ejecución de las obras. También es obligatoria la rendición de cuentas anual y no se cumple.

En esta situación de saqueo brutal en los ayuntamientos no hay control, ni hay acciones de oposición. Los corruptos son libres de hacer lo que quieran.

Los medios de comunicación no denuncian nada aunque lo sepan porque tienen como anunciantes a esas tres grandes empresas, lo que los hace cautivos.

 

La alternativa a todo esto es algo tan revolucionario como aplicar la Ley y velar por su cumplimiento. Pero, para eso hay que recuperar el control ciudadano. No va a venir nadie a hacer ese trabajo por nosotros. Hay que conseguir una correlación de fuerzas suficiente para obligar a aplicar la Ley. La ciudadanía debe mandar sobre los que gobiernan y hacerles sentir que nosotros somos el pueblo soberano.

Para saber más:

“Corrupción en la España democrática”, de Alejandro Nieto

“Corrupción municipal y poder ciudadano” y “Como ganar la batalla del agua”, de Fernando Urruticoechea.

 

Este será el año clave, será ahora o nunca

2-1-15

Se acabó el año y parece necesario echar la vista atrás y recapitular. Para mí, 2014 ha sido el año del paso adelante definitivo, la cristalización de un proceso que se hizo visible en 2011, pero que comenzó mucho antes. Cualquiera metido en las tripas del 15M sabe que las plazas eran la representación pública de algo que llevaba gestándose bastante tiempo en los foros más diversos: centros de trabajo, organizaciones sociales, centros educativos, partidos poco o nada institucionalizados. Todos los procesos requieren un cierto grado de maduración para tener éxito y el proceso de empoderamiento ciudadano ha comenzado un imparable tramo final en este año que se ha ido. Mi esperanza para 2015 es que todo culmine con éxito y que lo que empezó antes del 15M y nos está costando tanto trabajo, sea la victoria definitiva de la democracia sobre los poderes fácticos y la casta política corrupta.

Para unos, 2014 fue el año de Podemos, para otros el año del cambio de rey. El cambio de rey constituye una derrota, así que no lo marcaré como hecho más relevante, pues me llevaría a una melancolía incompatible con la lucha que tenemos por delante. El surgimiento de Podemos responde más a lo que ha importado en mi entorno el pasado año. Sin embargo, hay otras muchas noticias olvidadas que marcaron 2014 y que es de justicia recordar:

En enero saltó la chispa en Burgos en el barrio de Gamonal. Muchos vimos con ilusión esa explosión de soberanía ciudadana. Llegamos a albergar la esperanza de que fuera la chispa que hiciera saltar de una vez la voz de la calle en todas las ciudades. En cualquier caso, quedó demostrado que en Gamonal la gente tiene “100% Dignidad” y que eso logró paralizar la arbitrariedad de una decisión política partidista. Gamonal fue nuestro primer triunfo del año. Enero también fue el mes en que nació Podemos, pero como eso ha sido ya comentado y analizado hasta la saciedad, pasaré a esos otros temas olvidados.

En febrero la huelga de limpieza de Alcorcón arrancó de nuevo esperanzas sobre la lucha popular por sus derechos. Tras muchas jornadas de huelga, se consiguió una nueva victoria sobre el malgobierno municipal. En ese mes también empezó la pre-campaña para las europeas. Creo que en esos momentos nadie sospechaba el gran cambio que esas elecciones iban a traer a esta sociedad.

También en febrero empezaron las protestas contra la Ley mordaza, la reforma del Código Penal y la reforma de la Ley del Aborto y todos los preparativos para recibir a las Marchas el 22 de marzo. En esos días nadie hablaba del 22M, sin embargo, iba a ser una demostración de unidad y fuerza por parte de la ciudadanía soberana. Había llegado el momento de salir y de hacernos visibles.

Marzo fue el mes de Las Marchas de la Dignidad. Desde el 15M no se había gestado algo tan grande y tan silencioso. Que más de un millón de personas de todo el Estado se manifestaran de forma solidaria y pacífica fue algo emocionante y esperanzador, pues simbolizaba la fuerza y la unidad que tanto necesitamos las personas para defender nuestros derechos y libertades frente a la dictadura silenciosa que se nos está imponiendo desde arriba. Y todo ello sin que un PSOE desclasado y sin norte participara en el proceso. Fue una demostración más de que su sitio ya no está entre la gente común, sino al lado de los poderosos, por mucho que quieran hacerse un lavado de cara y darnos una imagen de presunta renovación que no engaña a nadie. Opino que la gran fuerza del 22M radica precisamente en que lo hemos organizado la ciudadanía oprimida que lucha por sus derechos: pan, trabajo y techo. Algo tan incontestable que hace más patente la forma indigna en que la Delegada del Gobierno en Madrid se comportó con las personas a las que debe respeto. La actuación policial, violenta y desmesurada, contra los ciudadanos pacíficos fue justificada por la aparición más que sospechosa de unos pocos violentos, salidos de detrás de las vallas policiales. Lejos de criminalizarnos, esa torpeza  visibilizó la falta de derechos y libertades en que vivimos. El pueblo auto-organizado fue ninguneado, silenciado y maltratado por las autoridades y por los palmeros de la prensa del régimen, pero quienes estuvimos allí sabemos lo que pasó y que eso ya no tiene marcha atrás.

A finales de marzo comenzó la #EducaciónEnPie y se unió a la lucha contra la Ley Mordaza y la Ley del Aborto. No debemos olvidar la lucha constante de Mareas Ciudadanas, en especial Marea Blanca y Marea Verde. También la Consulta Ciudadana por la Sanidad Pública realizada en 2013 obtuvo un éxito al paralizarse la privatización de los hospitales públicos en Madrid.

En abril, la lucha en Sevilla contra el desalojo de la Corrala Utopía marcó muchos días. La campaña electoral también. Utopía simbolizaba la desesperación de tantas familias desahuciadas por la gran estafa del neoliberalismo.

Mayo fue un mes enteramente electoral, con mítines, viajes y pegadas de carteles. Y la gran sorpresa de Podemos. Muchos asistieron perplejos a los resultados electorales. Desde los partidos del R-78 había una mezcla de desprecio e indignación; les parecía increíble que unos advenedizos, unos “perro-flautas”, hubieran saltado todos los controles y barreras que el sistema tiene para excluir a los que le son ajenos. Por otro lado, desde los pequeños partidos al margen del R-78 se vivió una suerte de ataque de cuernos, una traición del electorado; comenzó entonces una marejada que todavía continúa. Veremos cuando pare el mar de fondo si los viejos modos de hacer política han perdido su cascarón y han sabido unirse a lo nuevo, a lo que encandila a los votantes transformadores. Tal vez algunos se ahoguen y perezcan, aunque creo que los más jóvenes podrán nadar hasta la playa y buscar cobijo entre sus semejantes. La lucha va a ser larga y dura y necesitaremos todos los brazos disponibles.

Apenas recuperados del huracán electoral de mayo, llegó junio, sin avisar. El 2 de junio fue un día clave, con la abdicación del anterior jefe del Estado. Ese mismo día se concentraron de forma espontánea y festiva miles de personas con sus banderas tricolores. La posibilidad de un cambio en el modelo de Estado se abría paso con gran el revuelo en las filas republicanas. Fue un mes de ilusiones, asambleas, manifestaciones. A muchas personas ansiosas de cambio nos parecía que había llegado el momento. Durante días se esperó un cambio de rumbo, clamando por La Tercera. El gran disgusto fue el día 19, el día de la gran farsa de la coronación. Yo estuve en las calles, como muchas otras personas, para testar el grado de apoyo popular al nuevo rey impuesto. Pude constatar que el  fervor era tendente a cero. Aquí debo hacer otra mención a la Delegación del Gobierno en Madrid, que impidió a la ciudadanía exhibir símbolos republicanos durante las horas de la ceremonia, por la mañana, y que por la tarde hizo de nuevo una demostración de fuerza, con la policía antidisturbios cargando contra los cientos de personas que nos habíamos concentrado en la Puerta del Sol con nuestras banderas y lemas republicanos. Hubo heridos y detenidos, tiñendo de autoritarismo el inicio del reinado de Felipe de Borbón. Dejo por aquí un lema como símbolo de mi repulsa a la monarquía: “Monarquía no es Democracia”. A ver si hay alguien que pueda rebatirlo de modo racional.

Julio fue el mes de dolor por Gaza, aunque sin muchos resultados. Muchas campañas en las RRSS, muchas concentraciones. Tan solo el reciente reconocimiento del Estado Palestino por parte de numerosos estados e instituciones puede resarcirnos parcialmente del genocidio que sufre el pueblo palestino. Pero, sobre todo, julio fue el mes en que la Ley Mordaza pasó a trámite parlamentario, triste preludio de su aprobación. Mando desde aquí mi mayor reconocimiento a todas las personas de No Somos Delito, compañeras en la lucha contra esa ley antidemocrática y autoritaria, con las que he salido a las calles tantas veces en 2014 para denunciar esa y otras leyes neofranquistas.

Agosto fue el mes en que el Gobierno repatrió a los misioneros infectados de ébola, una decisión con muchas consecuencias políticas, como es bien sabido. No ahondaré en la ignominia del Consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, tardíamente defenestrado, ni en la incapacidad manifiesta de la también dimitida ministra Mato, implicada además en la trama Gürtel. Sí voy a hacer mención a la responsabilidad directa de los recortes en Sanidad en toda esa crisis. El desmantelamiento del Hospital Carlos III como centro de referencia para enfermedades infecciosas fue ignorado por los “responsables” (mejor decir “irresponsables”) del Ministerio de Sanidad. Creo que pensaban que el Carlos III seguiría funcionando después de haber sido desmantelado, merced a sus plegarias, supongo.

Septiembre fue el mes del triunfo feminista sobre Gallardón. La retirada de la reforma de la Ley del Aborto y la dimisión del ministro, hicieron que la manifestación del día 28 fuera una fiesta para todas las que llevábamos un año entero luchando contra esa ley injusta, retrógrada y patriarcal que se nos quería imponer. Con el hastag #AbortoLibre inundamos las RRSS entre todas y representamos nuestra alegría bailando y cantando en la Gran Vía madrileña. Eso no salió en los medios, claro.

Septiembre fue importante también para la organización de Ganemos Madrid. El 27 de  septiembre se celebró el Plenario de Ganemos Madrid en el que se decidieron cosas tan cruciales como el organigrama y el manifiesto. Por fin tomaba cuerpo en la capital una iniciativa municipalista ciudadana. Lo más importante es su marcado carácter horizontal e inclusivo. Lo mejor del espíritu asambleario y de trabajo mediante inteligencia colectiva se dan cita en Ganemos Madrid. Y lo más gratificante es que esta iniciativa es una de las muchas que se están gestando por todos los territorios del Estado, como una muestra más del poder de la gente auto-organizada. Mayo de 2015 nos dará la medida de todo este trabajo colectivo.

Octubre vino marcado por la cortina de humo del 9N. Resultaba insufrible ver como se utilizaba el tema soberanista catalán de forma torticera, usándolo como una auténtica cortina de humo que impedía ver nada más en el panorama político. Y mientras tanto,  se organizaba todo para aprobar el TTIP, la Ley Mordaza, la modificación del Código Penal, la nueva Ley de Bases de Régimen Local, etc., etc., etc. Se daba carnaza a los medios, se manipulaban las opiniones. Todo para que no se vea claro que el enemigo de un ciudadano catalán no es un ciudadano español, sino que, en ambos casos, el enemigo común es un miembro de la casta política corrupta o de la oligarquía neoliberal. La idea es azuzarnos unos contra otros. Peleas entre peones para proteger a las “reinas”. Y los peones acabarán muertos.

Pero ocurrieron otras cosas en octubre: El 4 de octubre hubo una brutal represión policial en la Puerta del Sol contra una manifestación pacífica antimonárquica, en el aniversario del Rodea el Congreso. Escribí ese día algo al respecto en mi muro de FB: “El R-78 teme tanto a la libre expresión de las ideas en su contra por parte de la ciudadanía, que no duda en reprimir del modo más violento, injustificado y desproporcionado a todos los que osamos manifestarnos libremente. Éramos ciudadanos desarmados e indefensos. Solo llevábamos pancartas, banderas y megáfonos. Sin embargo, el trato propinado por los UIP ha sido propio de una acción contra banda armada. Es cierto que las manifestaciones convocadas por mis compañeros de la Coordinadora 25S son muy cañeras y que los que vamos somos igual de cañeros. Pero solo gritamos consignas, no agredimos a nadie. Cada vez hay más jovencitos, anarquistas, comunistas, sin adscripción…. Las cosas llevan una deriva imparable y ellos lo saben. Por eso nos reprimen cada vez con más dureza. Por eso cambian las Leyes, como la Ley Mordaza o el Código Penal. Por eso, pronto no podremos decir nada en contra de este sistema corrupto.”

Octubre fue también el mes del ébola y de #TodosConTeresa, aunque de eso se ha hablado ya lo suficiente. También en octubre volvió la huelga de estudiantes por el recorte de las becas y la expulsión de 35.000 estudiantes de la universidad. El 24 de octubre el 22M llevó su mensaje #SomosReales a la entrega de los premios Príncipe de Asturias, llevando las banderas republicanas a las puertas del teatro Campoamor, bajo las narices del mismísimo rey impuesto, aunque eso no salió en la TV oficial.

Noviembre fue el mes de la corrupción, con el afloramiento de los casos Bankia y tarjetas black, caso Pujol, segunda parte del caso Noos y su implicación con la familia real, entre otros casos vergonzosos. Lo más chocante es la incapacidad del partido del Gobierno para asumir responsabilidades sobre la corrupción, limitándose a negarlo todo. Y lo más sangrante es escuchar a la Cospe diciendo que no nos debemos jugar la recuperación por ir contra la corrupción. Resumiendo: dice Rajoy que ellos no son corruptos, que nosotros tenemos la mente sucia. Que todo es mentira salvo alguna cosa. Como mucho, unos hilillos de plastilina.

Diciembre ha sido el mes del cambio en IU de Madrid, con el triunfo de Mauri y Tania. Pronto los viejos dinosaurios han sacado toda su artillería contra el nuevo equipo. Y de paso atacando a Pablo Iglesias por la vía consorte. Lo viejo atacando a lo nuevo, patético, la verdad. También ha sido el mes en que los medios afines al R-78 han intentado sacar trapos sucios a los chicos de Podemos, con mayor o menor éxito según la filiación política del espectador, lo que demuestra que emplean gran esfuerzo en convencer a los ya convencidos, consiguiendo, de rebote, que muchos indecisos se decanten del lado de “esos chicos nuevos a los que tanto atacan”. Pero, sobre todo, diciembre ha sido el mes en que los derechos y libertades han sufrido una regresión incalculable debido a la aprobación de la Ley Mordaza, pese a todos los esfuerzos y denuncias en contra. DEP nuestros derechos y libertades.

En 2014 hubo otras muchas cosas de las que no se ocupan los mass media, como de los 17 de Cofrentes y de la doble vara de medir de la justicia, de la gran amenaza ambiental que supone el fracking, de la estafa de las eléctricas, de lo terrible que va a ser que se apruebe el TTIP, de los afectados por el ERE de Coca-Cola, de la sangría de desahucios, quiebras, y pobreza que asolan el país de parte a parte. Y Rajoy dice que se ha terminado la crisis. Parece que al Presidente, por lo menos, le va bastante bien. Espero que, cuando llegue mayo, todo haya sido un espejismo para él.

 

Hoy me siento francesa y griega

9-1-15

Francesa del 14 de julio de 1789 y griega del 24 de mayo de 2015.

En esta ocasión voy a ser sarcástica, ácida e irrespetuosa. Así que, las almas sensibles que se abstengan de leerme.

Porque hay ocasiones en que la buena educación y la tolerancia no son suficientes para contener el enfado y la indignación.

Me indigna que la Fiscalía Anti-corrupción haya encontrado pruebas de la financiación irregular del PP y que nadie clame airado pidiendo la defenestración del Gobierno en pleno. Nos gobiernan corruptos y callamos. ¿Qué será lo próximo? ¿Un partido de asesinos? ¡Ah, no! Que de eso ya hemos tenido nociones varias. Dan ganas de prender fuego a algo, pero nos han hecho escarmentar en la cabeza de Alfon y será difícil que nos decidamos. Aunque nunca se sabe. La revolución se fragua cuando la injusticia es insoportable.

Me molesta profundamente que una sociedad que tolera sin problemas una ley franquista como la Ley Mordaza, se permita el lujo de hablar del derecho a la libertad de expresión cuando un par de fanáticos han asesinado de forma terrible a la gente de Charlie Hebdo por ser libres (todo mi dolor para ellos).

Y hablando de libertad de expresión, me cabrea que imputen a Facu Díaz por bromear sobre un tema tabú para el PP. Que se lo hagan mirar, por favor, que es exactamente lo mismo que critican a los islamistas. Solo les falta aprobar la pena de muerte, como pide Le Pen, y ya cerraríamos el círculo.

Me enfada a más no poder que una compañía farmacéutica ponga un precio 180 veces superior a lo que cuesta producirlo a un medicamento, el que cura a gente que morirá sin él. Y que un ministro de Sanidad eche balones fuera y diga que es competencia de las CCAA. Y que la gente siga muriendo de hepatitis C. Luego irá a misa el domingo y se dará golpes de pecho. Infame. Pero eso sí, la reforma de la Ley del Aborto, esa cuanto antes. El único mandamiento que les preocupa es el 6º. De niños que mueren de hambre mejor no hablamos. Ni de curas pederastas, de eso tampoco.

Me entran ganas de llorar cuando leo que la concesión de un premio en EEUU permite seguir abriendo fosas del franquismo, una reparación a la Memoria Histórica que nos niega este Gobierno mezquino. Para ellos las únicas víctimas son las suyas. Y luego hablan de sectarismos y fanatismos. Cínicos.

Me enoja la gente que intenta hacerse pasar por lo que no es, como ese nuevo astro de la política, P. Sánchez (no confundir con P. Tinto). Por un lado acusa a Podemos de fragmentar la izquierda y estar al servicio de los poderosos y por otro, sin despeinar ese flequillo suyo tan poco progre, declara que es “positivo” el plan de inversiones promovido por el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, porque “pone la semilla para crear estímulos”. Le parece bien Junker. Y se cree con autoridad para dictaminar quien está a favor de los poderosos. Se cree el ladrón... “Partido Socialista”, dice. Me entran ganas de echarme a reír, si no fuera por lo patético que resulta. Si mi abuelo y mis tíos levantaran la cabeza lo corrían, a él y a su cuadrilla, a garrotazos.

Sánchez es economista y se dice de izquierdas, aunque, como se puede comprobar, no es de izquierdas y de economía anda muy anticuado. Tal vez cree que ha ganado notoriedad mundial entre las gentes del ala izquierda al oponerse públicamente a las teorías de Piketty, en un debate cara a cara con el mismísimo gurú del pensamiento económico progresista. Al parecer, en la sala predominaban los fans de P. Sánchez, esto es: cuadros y dirigentes del PSOE, según se puede leer en las reseñas del acto. Como buenos socialistas, y pongan aquí todo el retintín que sean capaces, aplaudían cuando su líder se manifestaba en contra del impuesto mundial a las grandes fortunas. ¿En qué nos hemos equivocado? ¿Cómo hemos podido consentir que el partido de nuestros abuelos, por el que lucharon y murieron, caiga en manos de semejante calaña? Estoy francamente ofendida, como socialista, al contemplar tamaño descaro y falta de vergüenza.

Me indigna que los gobiernos conservadores de Europa intenten manipular y chantajear a los electores griegos. No cabe mayor desfachatez. Hablan de obligación de pagar la deuda a costa de la propia vida, si hace falta, pero olvidan que a Alemania se le condonó la mayor parte tras la II Guerra Mundial. ¿Cómo estaría Alemania ahora sin ese borrón y cuenta nueva? No lo sabremos jamás. Y espero que no lo sepamos de ningún otro país.

En fin, que hoy tengo un mal día y solo se arregla con un cambio radical.

P.D.: en AS somos Socialistas por Tsipras. ¿Y tú, apoyas tú a Syriza?

 

#YoNoSoyTerrorista, pero nos vemos en la cárcel

17-1-15

Llevamos algo más de una semana intentando digerir el asesinato de los compañeros de Charlie Hebdo y las consecuencias mundiales que esta tragedia ha desencadenado. La indignación inicial por tamaño ataque a la libertad de expresión dejó paso a una enorme preocupación por los nuevos atentados  en los días sucesivos en Francia y Bélgica. Demasiadas coincidencias.

Por las RRSS han corrido ríos de post con pruebas más o menos verosímiles de que el segundo suceso de París se trataba de un atentado de falsa bandera. Se han señalado detalles sospechosos coincidentes con el 11m: terroristas muy profesionales a la hora de matar pero muy descuidados y chapuceros al batirse en retirada. Es fácil ver manipulaciones y montajes por todas partes si se es un poco analítico. En cualquier caso, han saltado todas las alarmas entre la comunidad progresista. Sabemos que todo esto puede ser la antesala de algo muy feo.

A lo largo de los últimos días hemos asistido estupefactos a la manifestación VIP que se nos mostró en París, con todos los dirigentes políticos convenientemente aislados del común de los mortales. La manipulación de las imágenes hacía suponer que iban todos juntos, lo cual hubiera sido lo decente. Lo más grotesco fue ver a Mariano entre todos los demás, haciendo como que defendía la libertad de expresión en París, mientras en España encausaba a Facu Díaz por una parodia y aplicaba la Ley Mordaza. La coherencia no parece ser su fuerte.

Ya con los atentados de 1993 en EEUU,  2004 en Madrid y 2005 en Londres  sufrimos un cambio radical en nuestras vidas tan occidentales y tan “libres”. La consigna oficial repetida hasta la saciedad era clara: “Hay que perder un poco de libertad a cambio de ganar en seguridad”. Y lo aceptamos sin grandes dudas.  Ahora, en una nueva vuelta de tuerca, nuestro Ministro del Interior (pronto Gran Hermano) nos dice que “No podemos permitirnos poner en peligro la seguridad por mantener la libertad”. Llegado este punto me siento en una pesadilla, como si fueran a encerrarme en la habitación 101 en cualquier momento.

Quienes tenemos muy interiorizado el concepto de libertad asistimos consternados a las consecuencias sociales que está causando la escalada de atentados en Europa en los últimos días. La guinda la ha puesto el suceso de Bélgica, que ha provocado una reacción muy rápida del gobierno belga, tal vez demasiado rápida. Paralelamente, la visita de Kerry como muestra del apoyo de EEUU a las autoridades francesas, la activación de medidas de seguridad  adoptadas por el ejecutivo español este viernes y las declaraciones en numerosos países de los distintos responsables de seguridad, nos hacen temer lo peor. Porque lo peor no es que nos mate un terrorista, lo peor es que pasemos de ser ciudadanos libres a sujetos vigilados. El eterno dilema: morir de pie o vivir de rodillas.

Hay otra faceta importante en todos estos sucesos: la xenofobia en su variante islamofóbica. Esta xenofobia, entendida como una antesala del fascismo, concuerda con las medidas de excepción que se están adoptando en tantos lugares. No hay que olvidar que en Francia existe un apoyo electoral del 25% al partido criptofascista de Le Pen. Voy a ser malpensada y a sugerir que los atentados y sus consecuencias han sucedido de modo muy conveniente en Francia, la Francia que resistió al fascismo, cierto, pero también la que permitió el colaboracionismo y la que apoya a Le Pen. Espero que triunfen la libertad y la fraternidad, por el bien de todos.

En España “gozamos” desde el año pasado de la tristemente famosa Ley Mordaza, que suspende de modo efectivo muchos de los derechos constitucionales de los que hasta ahora disfrutábamos, como la presunción de inocencia, el derecho a un juicio justo, el derecho de manifestación y la libertad de expresión. Un análisis de la actualidad en los últimos días y de las reacciones gubernamentales en todo Occidente nos lleva a pensar que, por esta vez somos los number one, que nuestros gobernantes han sido unos adelantados a su tiempo, unos visionarios. Por desgracia, nada de eso puede ser motivo de orgullo para los amantes de la libertad.

Escuchando al Gobierno belga describir las medidas que va a aplicar en lo sucesivo en materia de seguridad podría pensarse que estamos encaminándonos a 1984, o tal vez a Los Juegos del hambre. La muy libre y democrática Europa corre el riesgo de entrar en un estado de excepción permanente, con el Ejército controlando las calles, la libertad de circulación conculcada y nuestros amados derechos y libertades suspendidos en aras de una supuesta seguridad. En España, como adelantados que somos en toda esta materia, ya el Ministro de Defensa advirtió el año pasado de la necesidad de incorporar al Ejército como garante de la seguridad ciudadana en las calles. No es de extrañar que gente como el Teniente Segura no sea bien acogida entre la milicia. Sus “valores” ancestrales les prohíben cuestionar las órdenes de un superior o los protocolos establecidos. La democracia interna es una asignatura pendiente de este y de todos los ejércitos, que tal vez se descompondrían si la aplicaran. O tal vez solo evolucionarían. En cualquier caso, yo prefiero que las armas las tengan gentes con una ética congruente con la sociedad a la que defienden y no los que se limitan a obedecer y ejecutar órdenes, sean éticas o no.

Existe una conexión, de la que no se habla mucho, entre la situación económica mundial y la aplicación de un estado de excepción generalizado. La crisis económica que viene, un tsunami que lo destruirá todo, según algunos analistas, podría causar grandes protestas y graves alteraciones del orden. Es por eso que resulta tan conveniente tener controlada la situación mediante todos los recortes de libertades que se nos están anunciando. Claro que se puede negar la crisis feroz que se avecina, pero es solo cuestión de tiempo saber quién tiene razón.

La última reflexión que me voy a permitir sobre estos temas es la siguiente: estudiemos a fondo la doctrina del shock de Naomi Klein, analicemos la situación que estamos viviendo con calma. Probablemente encontraremos muchas coincidencias. No se trata de una conspiración, se trata de un plan de supervivencia de una clase. Y nosotros no pertenecemos a ella. Por tanto, asumamos que seremos peones, fáciles de manejar y sencillos de sacrificar.

Solo hay una salida para nosotros: tomar conciencia del futuro que se nos presenta, organizarnos y resistir.

Las moquetas movedizas frente a las plazas

23-1-15

Se acercan los comicios de mayo y asistimos a un espectáculo mediático constante. Los partidos del R-78 se afanan en copar las cabeceras y protagonizar todas las escenas posibles. Conocemos más la cara la Cospe o de Susanita que la de nuestra propia madre. Cualquier frase nimia, cualquier pequeño acto de Rajoy y sus muchachos o de P. Sánchez, queda plasmado en las pantallas, entra en nuestras casas, nos invade, nos avasalla. Estos políticos “profesionales” se repiten más que los capítulos de Aquí no hay quien viva. Y lo peor es que el espectáculo es de similar calidad pero con mucha menos gracia. Si tuviera tiempo, buscaría las analogías y podríamos encajar a cada miembro de la casta en un personaje de la comunidad del Señor Cuesta (¿o debo decir Señor Rajoy?). Lo cierto es que son tan burdos y chocarreros estos castuzos, que merecen serie propia en la tele que más detestemos.

Pero vayamos al tema que pretendo abordar esta semana: las moquetas movedizas como contraposición a las plazas. Cualquiera que se haya aproximado mínimamente a los partidos al uso sabe que funcionan como una gran empresa, de esas con sedes fastuosas, enmoquetadas hasta el último rincón. Existe una cúpula que decide los asuntos más trascendentes, pero, bajo su paraguas, hay una pléyade de personajes secundarios, casi anónimos, que se encargan de que funcione todo lo importante. En ocasiones, uno de estos seres anónimos cobra protagonismo de forma inopinada (“Luis, se fuerte”) y da al traste con la escenografía tan medida de los habitantes de las alturas. Si has estado en los pasillos enmoquetados, sabes que los que te van a resolver la papeleta son los secundarios, igual da que estés en una sede de un partido o en cualquiera de sus prolongaciones naturales (Diputaciones, Ayuntamientos, CCAA). Lo más útil es dar pronto con el director de escena y cruzar los dedos para no meterse en fuego cruzado. Porque, con frecuencia, existen bandos enemigos y guerras abiertas entre los comparsas de los partidos (estos fuegos cruzados y la torpeza de algunos propician muchas filtraciones jugosas). Los más valorados por las cúpulas suelen ser los fontaneros, capaces de solucionar las papeletas más comprometidas, aunque algunas no tienen solución posible (recordemos al ya insinuado Bárcenas, a Monago, Cristina de Borbón o Ana Mato, casos resueltos con desigual fortuna). Para un dios menor de la casta es bien sabido que si consigues llegar al fontanero tienes tu asunto casi resuelto. Luego están los pelotas, tan obvios que no voy a entrar a valorarlos. Solo diré que siempre hay pelotas especializados en llegar a los fontaneros y que saben mercantilizar bien su habilidad. Este es el triste panorama de los partidos políticos al uso. Nada de democracia interna, nada de transparencia, nada de fiabilidad. Moquetas movedizas, en suma.

Frente a un panorama tan desolador, los seres corrientes optamos por algo mucho más accesible: las plazas. La política que se hace en las plazas es política con mayúsculas, POLÍTICA. El hecho de estar fuera de la propaganda mediática constituye un pequeño obstáculo para quienes han estado al margen del 15M hasta ahora, aunque hay que reconocer que los Ganemos y los círculos de Podemos han acercado mucho la política a los ciudadanos corrientes. Todavía estamos rodeados de una aureola de marginalidad para los bienpensantes abducidos por los medios propagandísticos del sistema, pero poco a poco vamos desmoronando esa imagen y consiguiendo que mucha gente se acerque curiosa y se quede a participar. Nada tiene que ver el proceso de debate o toma de decisiones con los de un partido tradicional. Solo pequeños partidos de reciente creación (Equo, Alternativa Socialista, Los Verdes, etc.) mantienen una estructura similar. Por ese motivo se integran sin problemas en las plataformas ciudadanas. Si se tiene claro que lo importante es el objetivo común y no el protagonismo de un determinado grupo, la relación con los demás es mucho más sencilla. En estos movimientos de raíz ciudadana se respetan al máximo los modos democráticos, la inclusividad y la horizontalidad, dando voz a las minorías e intentando integrar todas las opiniones. Lo importante es lo común, lo que nos une, y el respeto. Tal vez haya pequeñas distorsiones en algunos temas, pero eso será objeto de otra parrafada.

Durante los últimos diez meses hemos asistido a un fenómeno muy curioso: la gran cobertura mediática que se le ha dado a Podemos y a todo lo relacionado con la nueva forma de hacer política que representan. La gran habilidad en el manejo de los medios que han demostrado sus responsables les ha valido una notoriedad y una presencia impagables para la causa. Pero de la causa hablaré luego. Volvamos a la gran cobertura mediática. Los partidos del R-78, encabezados por el PP, no han parado en estos diez meses de atacar a Podemos y a sus representantes. La intención al principio era clara: desacreditarlos, presentarlos como unos indocumentados, unos perro-flautas incapaces de nada bueno. Pero les salió el tiro por la culata y cada intento de hundirlos se convirtió para ellos en una oportunidad y supieron aprovecharla. Los vídeos en los que se veía a Iglesias o Monedero batirse el cobre con los palmeros del régimen se han viralizado en las RRSS y han servido de propaganda inmejorable para la nueva forma de hacer política. Cuando fue evidente que atacarlos era darles oxígeno, la casta optó por vetarlos e intentar sacar sus trapos sucios. Han resultado patéticos los intentos de igualar a Errejón, Iglesias o Monedero con ladrones tan experimentados como los que han gobernado y siguen gobernando en este pobre país. Como si el pago de un trabajo fuera ilícito, como si un error administrativo fuera un crimen (bueno, cuando entre en vigor la Ley Mordaza si va a serlo). Pretender equiparar a los citados representantes de Podemos con los castuzos de la trama Gürtel, trama Púnica, caso ERES de Andalucía o el tamayazo de Madrid, no demuestra más que un enorme grado de desesperación y una falta de munición certera.

El caso de Tania y la dirección de IU en Madrid merece una reflexión aparte. Si bien puede enclavarse dentro de la campaña orquestada contra la nueva forma de hacer política, sus derivadas en el entorno de las moquetas movedizas lo convierten en algo especial. Porque, para que negarlo, Tania se ha visto atrapada en esas moquetas movedizas que hay en IU de Madrid. La han querido utilizar para atacar por la vía consorte a Pablo. Ha sido mala suerte, un cúmulo desgraciado de coincidencias. Ser la mujer del hombre más odiado por la casta, ganar las Primarias en Madrid sin el beneplácito de la cupulilla que trapichea en Madrid con el buen nombre que le queda a IU, ser del grupo que intenta que las cosas cambien dentro de IU (qué falta de respeto para los pelotas y el fontanero, qué se habrán creído esta niña, Albertito y los demás), cometer errores de principiante en Rivas. Muy mala suerte, la verdad. Pero yo apoyo a Tania. Las veces que he coincidido con ella en actos, reuniones y asambleas me ha parecido una persona discreta, inteligente y sencilla. Espero que se le dé la oportunidad de demostrar que puede hacer mucho por sus conciudadanos. También espero que IU esté todavía a tiempo de salvar los muebles, por Tania Sánchez, por Mauricio Valiente, por Alberto Garzón, por Javier Couso, por Tasio Oliver, por Hugo Martínez Abarca, por Jorge García Castaño, por Carlos Martínez, por Lara Hernández, por Eva Jiménez y tantos otros, savia nueva que puede hacer mucho por la causa. Pero también por los viejos maestros que llevan tantos años intentando dar un giro que salve a IU del naufragio (Monereo, Anguita, Montes).

En cualquier caso, si las siglas se pierden, siempre quedará la gente, la buena gente. Porque para conseguir dar un vuelco ciudadano democrático a este país, la causa, necesitamos gentes de un amplio espectro. Como diría mi admirado Armando Fernández Steinko, necesitamos una izquierda mosaico que funcione de forma conjunta mediante los nuevos modos democráticos, horizontales e inclusivos. Una izquierda mosaico que recoja todas las tendencias y sepa integrarlas mediante el consenso. Necesitamos pluralidad, respeto, decencia, transparencia, DEMOCRACIA, en suma. Porque este país no va a aguantar mucho más. Vienen nubarrones muy negros y el individualismo, la mercantilización, la precariedad y la ley del más fuerte no nos van a llevar a buen puerto.

Así que, unámonos por la causa o no habrá salvación.

 

P.D.: dedico este artículo a mi compañero de Alternativa Socialista, Carlos Moreno, a quien debo la expresión moquetas movedizas. Gracias por regalarme su uso. 😉

Una candidatura de unidad popular en Madrid, el carajal de la izquierda y la sombra de Syriza

30-1-15

Ayer se hizo público el pre-acuerdo alcanzado en la ciudad de Madrid por Ganemos y Podemos para concurrir en una candidatura única a las próximas elecciones municipales. Paralelamente, estamos asistiendo a un desmoronamiento de IU en Madrid, a una guerra soterrada dentro del PSOE y a una larga lista de ataques hacia los representantes de Podemos. Mientras, la derechona más casposa no sabe si frotarse las manos de gusto por el “tradicional cainismo de la izquierda española” o atrincherarse contra “el populismo radical con modelo Syriza” y no atender a nada más.

Tantos frentes donde acudir tienen al PP y a sus palmeros de las tertulias del régimen desbordados. El propio aparato, oxidado tras tantos años de estar en el poder, no ha sido capaz todavía de presentar candidatos para las municipales o las autonómicas en Madrid. Supongo que les resultará difícil encontrar a alguien fuera de la cárcel o no imputado.

De todos modos, tener candidatos elegidos en Primarias Abiertas no resulta ser garantía de nada. Sin ir más lejos, Tania Sánchez y Mauricio Valiente no pueden saber a estas alturas qué va a ser de ellos en las próximas semanas. Es una lástima que dos personas válidas, elegidas por un método tan democrático, se hayan visto inmersas en el fuego cruzado entre las dos almas de IU, el alma un poco rancia, rígida y algo amargada de la vieja guardia, y el alma joven, renovadora, arrolladora y fresca que representan Alberto Garzón y otros muchos militantes, no necesariamente jóvenes, por cierto. Como simpatizante de IU y persona que trabaja por la unidad de la izquierda, no puedo sino lamentarlo profundamente. Sobre todo porque, como ya he dicho en otras ocasiones, este momento para IU es renovarse o morir.

Aunque sea una lástima asistir a la debacle de un partido tan importante, el espectáculo que lleva ofreciendo el PSOE en los últimos tiempos ha hecho que nos lo tomemos con cierta naturalidad. Porque a nadie se le escapa que el PSOE es solo un cascarón aparentemente de izquierdas con un contenido neo-liberal inadmisible. Si nos hemos resignado a ver la destrucción del PSOE como partido de izquierdas, supongo que nos tomaremos el posible fin de IU como un mal menor. Y es que, en el PSOE, la única preocupación es mantenerse en el machito, aunque haya que apuñalar al compañero (o compañera). Alcanzar acuerdos con el PP y romper con IU simultáneamente no parece muy coherente con ser de izquierdas que digamos. Por no hablar del lamentable juego de tronos que se traen entre manos Susanita y P. Sánchez.

En Madrid, centro de todas las intrigas y de todas las guerras, asistimos perplejos a la batalla dentro de IU, a las denuncias varias del candidato Carmona y a la descarada pre-campaña con recursos públicos que está realizando la alcaldesa Botella, a falta de otra candidata peor. Lo único que nos reconcilia con la vida política es el pre-acuerdo entre Ganemos y Podemos para una candidatura ciudadana conjunta. Bastantes semanas de negociaciones parece que han dado su fruto. Aunque falta la ratificación por las respectivas asambleas ciudadanas, hay muchas probabilidades de que el acuerdo se materialice. Para la prensa digital ha sido la noticia destacada de las últimas horas, con unos titulares indicativos de la expectación generada, pero también del papel de mero comparsa al que se ha visto relegada IU en este proceso de confluencia en Madrid. No deja de ser curioso este último dato, puesto que todos los intentos de confluencia de los últimos años habían sido liderados por IU. Curioso pero previsible, ya que el afán de control y protagonismo de sus dirigentes dio al traste con todos los intentos en el pasado. Ha tenido que llegar algo nuevo, un partido nuevo, Podemos,  una agrupación de electores popular y democrática, Ganemos, para conseguir el consenso y la confluencia política.

Pero no todo ha sido perfecto en este proceso de acercamiento. Desde Ganemos, la queja generalizada de los participantes ha sido la falta de comunicación interna entre el grupo de Coordinación y los demás grupos de trabajo de Ganemos Madrid. Todo se justifica y perdona en un afán de llegar a la confluencia, pero habrá que mejorar el grado de respeto por quienes trabajamos de forma desinteresada en la agrupación, que somos quienes hemos hecho posible su existencia. Este punto deberá ser tratado, sin duda, en el próximo Plenario de Ganemos Madrid del 14 de febrero, en el que está previsto ratificar el pre-acuerdo con Podemos.

Como simpatizante de Podemos, he de decir que no me cabe la menor duda de que las bases ratificarán el pre-acuerdo alcanzado por la dirección de Podemos en Madrid, como viene siendo habitual en esta formación, en la que las posturas disidentes nunca ganan. En este caso me alegra mucho que vaya a ser así, pese a que he sido crítica en otras ocasiones.

En cuanto a los candidatos elegidos en las Primarias de IU, Valiente ha expresado su voluntad de concurrir a las Primarias de Ganemos-Podemos y aceptar el puesto de la lista que le corresponda si es elegido. En cuanto a Sánchez, supongo que deberá esperar a que se sustancie o no la denuncia que el PP ha presentado contra ella, por un lado, y a que se disipen todas las dudas sobre el futuro de IU en Madrid. Las próximas semanas van a ser muy duras para ella, por si no ha tenido bastante hasta ahora. Dedicarse a la política es muy exigente e incluso destructivo. No me gustaría estar en su piel.

Voy a finalizar con tres deseos. En primer lugar, deseo que el camino de confluencia emprendido en la ciudad de Madrid fructifique y sirva de ejemplo para otros procesos similares. En segundo lugar, deseo que las candidaturas ciudadanas de unidad triunfen el próximo mes de mayo. Y en tercer lugar, mi deseo es que los pasos iniciados por Syriza en Grecia sean la luz que alumbre nuestro camino y el de todos los pueblos del sur de Europa, que recuperemos la soberanía ciudadana, que consigamos un nuevo modelo productivo post-peakoil, que seamos capaces de construir una sociedad para las personas.

Vivimos tiempos de cambio; en nuestra mano está contribuir a que el cambio sea hacia una democracia social y no hacia una pseudodemocracia dictatorial. Espero que todos seamos consecuentes con esa gran responsabilidad.

Las alegrías que nos da Grecia y los sustos que nos da IU

6-2-15

Mi hijo mayor está hoy preocupado por sus amigos. Al parecer, son analfabetos funcionales en materia política y eso le disgusta sobremanera. Dice con asombro que la mayoría no es partidaria de Podemos, que piensan que es imposible que ganen, pero que, si ganan, nos llevarán a la misma situación que Venezuela (se ve que sus fuentes son “ligeramente” reaccionarias). Mi hijo, con infinita paciencia, les explica que la escasez en los supermercados está causada por la oposición al gobierno bolivariano, que son los propietarios de dichos supermercados, en una guerra sucia contra el partido del gobierno. Una de sus amigas, a la que pagan 200€ al mes por cuidar a unos niños por las tardes (yo ya pagaba 250€ hace 18 años), opina que lo mejor es que gane la derecha, aunque, tras escuchar la manipulación que se produce en Venezuela, en un alarde de incongruencia e inconsistencia, afirma que va a votar a IU. Al escuchar tales dislates, opto por abrir una botella de vino y beber para olvidar.

Pero la carne es débil y mi mano empuña el mando del televisor. ¡Maldición, no hay ni un canal en su sitio! Había olvidado que el nuevo negociete del poder con las emisoras de TV nos ha obligado a reorientar o resintonizar o lo que demonios sea, y hoy había un aviso en el portal al respecto. Resignada, procedo a buscar un canal de noticias. Me encuentro un engendro en el que una cada vez más esperpéntica Espe asegura que los de Podemos son comunistas, que todo el mundo lo sabe “porque ha salido en muchos vídeos”. El nivel de esta señora y del canal de TV en el que está son una explicación clarísima del nivel político de los muchachitos del párrafo anterior. Joé que tropa. Cómo nos van a salir los niños si los referentes son como la kamikaze de la Gran Vía. Por lo menos no han dicho que quieren parecerse al Pequeño Nicolás, que ya es algo. Porque en mis tiempos todos querían parecerse a Mario Conde y fíjense como hemos acabado.

Opto por lo más sensato, que es volver a mi PC y hacer un barrido en mi grupo de noticias. Lo más comentado es el culebrón de IU, las peinetas que Tsipras está enseñando a la Troika y la encuesta interna del PP para Madrid, que ha publicado Electomanía. Aprovecho para dar munición a mi vástago y le explico lo de Grecia, que le interesa mucho, ya que conoce el país y tiene amigos allí. “La próxima vez les dices que como Venezuela no, pero que como Grecia, esperamos que sí”, le digo. La tarea educativa de una madre es fundamental en política. Bueno, en política, en igualdad, en respeto y en todo. Menos obsesionarse con si hacen esto o lo otro y más hacer de ellos seres con criterio, es lo que hace falta.

En fin, que sigo con mi vino (Casa La Loma 2013, para más señas) y sigo con mis noticias. Recibo un whatsapp de un amigo de IU convocando a una protesta contra la masacre del Tarajal. Creo que el vino me ha sentado estupendamente, porque estoy de buen humor, así que le respondo con una maldad de las mías: “masacre, la que tenéis liada vosotros”. Raudo y veloz me recrimina la broma, “no está la cosa para chistes”, me dice. Así que decido cambiar de tema pero no de tono. Le confieso que tengo un nuevo héroe, Varou Fucker, apodo que se ha dado al sin par ministro griego de finanzas. Tampoco le hace gracia, por lo que deduzco que la situación le tiene bastante desanimado. Como última carta que jugar, le mando una foto de la encuesta publicada por Electomanía. En ella IU nisiquiera aparece en Madrid. Eso por fin le saca de su apatía y me llama. Quiere saber de dónde ha salido la encuesta, pero la conversación deriva por derroteros lógicos. Mucha gente le ha llamado para preguntar, yo no. Ahora él me pregunta mi opinión como observadora, y se la doy.

Me da pena que Tania haya abandonado el barco, por más que la vía de agua hacía pronosticar el peligro. Yo voté por ella en las primarias para que cambiara las cosas dentro de IU en Madrid, para que ayudara a que IU formara parte del cambio. Y no ha podido con la presión y los ataques. Muchos dirán que se ha ido para obtener un cargo, pero ella ya tenía un cargo, y la posibilidad de mejorarlo si se quedaba. Cada persona tiene unos motivos para tomar sus decisiones, motivos que no siempre desvela y que muchas veces pueden resultar erráticos. No sé cuáles han sido los motivos de Tania para marcharse; ha declarado que lo ha hecho para confluir con otras fuerzas y participar en el cambio político que necesita el país, y quiero creerla. Pero ha sido una pena. Lo peor es que creo que esta grieta puede agrandarse y que la zozobra puede llegar a naufragio. Hubiera preferido que se quedara y que se batiera el cobre con quien fuera necesario. Tal vez le han faltado años, tal vez le han faltado redaños, no sé.

Mi amigo JR preferiría que hablara de que la Lomana se ha hecho de Podemos, porque, aunque declara ignorar quien es esa petarda, le suena chusco. Todo antes de seguir con la amargura del monotema de hoy. Y de paso puede que eso desacredite un poco a los otros, piensa él. Pero no, no voy a hablar de esa oportunista. Voy a seguir hablando de Tania, aunque eso entristezca a JR.

Conocí a Tania y a Pablo hace ahora unos dos años en un pueblecito de las afueras de Granada, llamado Peligros. Acudí allí invitada por mi amiga Patricia Rodríguez Rosario, para asistir a una charla sobre municipalismo y empoderamiento ciudadano, en la que participaban ellos dos. La charla fue muy interesante y enriquecedora, por lo que, al terminar, me acerqué a ellos y pude conversar unos minutos con ambos. Me parecieron entonces personas encantadoras, sencillas y cercanas. Con Tania he coincidido en otras ocasiones desde entonces y nunca me ha dado motivo para cambiar de opinión. Puede que no esté de acuerdo con todas sus decisiones políticas, pero creo que sus motivos son los mismos que nos llevan a tantas otras personas a dedicar muchas horas de forma altruista a la causa que ella declara abrazar. No todas las decisiones tienen que responder a intereses egoístas. Muchos amigos y compañeros me demuestran todos los días que se puede trabajar gratis por lograr un objetivo. Es el caso de mis compañeros de CB Radio, de Alternativa Socialista, de Ganemos, del Círculo de mi barrio, de mi Asamblea del 15M, de No Somos Delito, de los grupos feministas, de Mareas Ciudadanas, de la Coordinadora 25S, del 22M, de la JER y de tantos otros espacios. El objetivo es cambiar esta sociedad corrupta e injusta, devolver a las personas su dignidad perdida. Espero que con esta tormenta no perdamos gente valiosa; me preocupa especialmente Alberto Garzón, pues no sé si tendrá todos los apoyos necesarios. Necesitamos manos, todas las manos, necesitamos cabezas, ideas, entusiasmo. Vendavales como el de hoy ponen en peligro todo el trabajo, confío en que encontremos un faro que nos guíe en los próximos meses. En cualquier caso, habrá que poner rumbo a Grecia.

Si la unidad de la izquierda es necesaria, ¿por qué no la conseguimos?

20-2-15

Recientemente he leído unas palabras de Juan Torres que ponen en el punto de mira el problema de la división en la izquierda. Cuenta que, tanto IU como Podemos, lo han llamado para colaborar en la elaboración de su programa económico. Se pregunta cómo es posible que dos formaciones con objetivos tan similares no sean capaces de confluir. Lamentablemente, esa confluencia parece hoy por hoy imposible.

Hace semanas que escribí sobre la falta de unidad en la izquierda, señalando algunas de las causas que, a mi modo de ver, provocaban esta situación. Tristemente, según se van acercando las convocatorias electorales, se va alejando más la posibilidad de llegar a candidaturas de unidad en el sentido amplio del término. Viejas rencillas, sectarismo y afán de protagonismo son los principales pecados en esta nuestra orilla. Buscar pequeñas victorias nos impide enfocar con estrategia y largo alcance. Mientras, la derecha, con su nuevo traje, Ciudadanos, se frota las manos ante nuestra inoperancia.

En un panorama convulso, tanto en lo social como en lo político, para el común de la ciudadanía es virtualmente imposible diferenciar las churras de las merinas. La prensa vendida al R-78, dominante en nuestro país, se cuida muy mucho de ayudar a discernir a su público, al que mantiene conscientemente en la indigencia política. El cénit de la intoxicación lo ha protagonizado Inda, afirmando que “a Franco lo eligió el pueblo español” y que “Franco convocaba elecciones”. Lo que nos quedaba por oír, “Franco, ese gran demócrata” (ironic mode off). Por muy pacifista que se sea, entran ganas de ser violenta ante tamañas insidias.

Cualquier persona sensata pensaría que, ante el momento histórico que estamos viviendo, lo lógico y deseable sería aprovechar las circunstancias y buscar candidaturas unitarias de progreso. Pero no, se está haciendo justo lo contrario. Cada agente político tira para su lado, veamos cómo:

La primera en mover ficha ha sido IU, muy tocada tras la irrupción de Podemos en el panorama político hace un año. Metidos en sus guerras internas, parece que, salvo excepciones locales, IU se resiste a perder su identidad en candidaturas de unidad popular, lo que les vale la censura de las asambleas ciudadanas. Los resultados en las elecciones europeas supusieron un terremoto en su seno, dando como resultado la elección de Garzón como candidato para las próximas generales y la victoria por la mínima en las Primarias de la CAM del sector renovador. Sin embargo, el alma dividida de IU (tradicionales frente a renovadores), ha terminado estallando por los aires. Los viejos elementos de Madrid se negaron a dar un paso atrás, provocando finalmente el abandono de la formación por parte de Tania Sánchez y un numeroso grupo de militantes renovadores. No contentos con romper en pedazos IU en Madrid, esos dinamiteros arremeten ahora sin escrúpulos contra Alberto Garzón. Parece que IU tiene el enemigo dentro.

En cuanto a Podemos, sabedores de su débil estructura, han optado por unirse a las candidaturas ciudadanas para las elecciones municipales. Saben que en sus filas no todo es trigo limpio, por lo que prefieren no arriesgar su marca. Por eso exigen que la forma jurídica no sea una coalición. Su poder de negociación se basa en los datos de las encuestas, que les dan unos pronósticos muy favorables. Ante sus exigencias, la mayoría de los “Ganemos” no han tenido más remedio que ceder, pues saben que lo mejor es una candidatura unitaria. Dentro de estas candidaturas ciudadanas se encuentran algunos partidos de implantación estatal, como Alternativa Socialista o Equo, pequeños partidos locales y numerosas organizaciones sociales. Sin embargo, algunos “Ganemos” se resisten a ceder ante la apisonadora de Podemos. Veremos en que para la cosa. Creo que es más útil permanecer en la candidatura unitaria, sea cual sea su forma jurídica. Lo importante es ganar los ayuntamientos, poder levantar las alfombras y abrir los cajones, destapar el entramado de corrupción de las administraciones locales y denunciar el gran saqueo.

En cuanto al PSOE, qué decir que no se haya escrito y hablado ya. Si IU tiene el alma dividida, el PSOE tiene su alma vendida al poder. Lamento tener que decir esto, pero es la realidad. Por mucho que gentes de bien crean que todavía puede salvarse, día tras día sus dirigentes nos demuestran lo contrario. La pelea interna, mal disimulada, entre Sánchez y Díaz ha tenido estos días un episodio asombroso con la destitución de Tomás Gómez y la defenestración de la FSM. El pretexto ha sido la posible imputación de Gómez en un caso de corrupción municipal. Sin embargo, el pretexto no se sostiene desde el momento en que no se destituye también a Chaves y Griñán, por los mismos motivos de posible imputación. Para colmo de autoritarismo, Sánchez ha decidido que el candidato a la CA de Madrid sea un hombre de su confianza, Gabilondo, sin permitir la elección por parte de los militantes entre este y los demás candidatos postulados.  Y todo ello impulsado por el miedo a perder su granero tradicional de votos, que se les están escapando hacia Podemos, trufando sus apariciones estelares de actos denigrantes, como el pacto antiterrorista firmado con el PP. Me niego a incluir a este partido tan autoritario dentro de La Izquierda. No respeta los más mínimos valores que los demás defendemos. Si alguien cree todavía en los modos democráticos dentro del PSOE, que se lo haga mirar.

Nos encontramos ante un panorama desestructurado y confuso. Con el PSOE no se puede contar, aunque sí con sus gentes de bien, si aciertan a ver con claridad el camino. Con Podemos se cuenta como fuerza de tiro, es quien arrastra a las masas. Los partidos medianos y pequeños que andan en la confluencia serán los garantes de que las posturas minoritarias existan. Pero el pegamento necesario para que esta operación salga bien solo puede ser IU. Hoy por hoy no parece que vaya a funcionar correctamente. Queda muy poco tiempo y va perdiendo fuerzas por las peleas internas. Sin embargo, son los únicos capaces de hablar de tú a tú a Podemos, los únicos que tienen historia suficiente para modular esa indefinición ideológica que a tanta gente nos da grima de Podemos. Tal vez la victoria de la izquierda pase por el centro y esa sea la estrategia de Podemos, pero hay que dar el contrapunto. Si IU no se apresura a recomponerse, puede que pierda el tren, y con ello la oportunidad de influir para siempre.

Sin embargo, puede que en un futuro no muy lejano, los socialistas de bien nos reorganicemos en una federación de partidos socialistas, proyecto que ya existe. Opino que sería necesario para el panorama político en general y para el de la confluencia de la izquierda en particular. Confío en que sea una realidad en pocos meses. Las personas socialistas, al margen del PSOE, tenemos mucho que decir y mucho que ofrecer a nuestra sociedad.

Como conclusión voy a lanzar una idea: si cada militante analiza qué es lo mejor para el conjunto de la sociedad, admitirá que es la unidad de todas las fuerzas progresistas. Si cada formación preguntara a sus militantes, sin dejarse llevar por afán de protagonismo o sectarismo, la respuesta sería obvia: las personas queremos la confluencia. Busquemos el consenso, seamos generosas, pues. Es una oportunidad de oro que nos presenta la Historia. Si la desperdiciamos, nos mereceremos el oprobio.

#AlertaON29 Esto no es Venezuela, pero expropian a la gente sus casas

27-2-15

Tetuán es un barrio de Madrid muy peculiar. Durante la guerra y la posguerra fue cuna de resistentes, de héroes del No pasarán. En los años duros del franquismo era un barrio marginal, puro extrarradio, con casas bajas, familias obreras y mucha vida vecinal. Un pequeño pueblo en la piel del Madrid de posguerra. El desarrollismo trajo barrios ricos que se estructuraban en paralelo con el viejo Tetuán, cercándolo y acechando los cada vez más valiosos terrenos de esas casitas bajas o pisos de dos o tres plantas del barrio pobre. Los especuladores plantaron sus garras allí durante la década de los noventa del siglo pasado, expulsando a las gentes del barrio. Muchas viviendas quedaron vacías, otras fueron desatendidas con el propósito de obligar a los inquilinos a marcharse, sembrando las calles de Tetuán de edificios ruinosos. En los años sucesivos se derribaron muchas casas, ensanchando las calles, construyendo edificios de lujo que ampliaban el vecino barrio de Orense-Cuzco. Paralelamente, muchas viviendas antiguas de calles más alejadas del eje de Castellana, empezaron a ser habitadas por migrantes chinos, americanos del sur y norteafricanos, que acudían en busca de trabajo a la próspera España de la burbuja. En este panorama hay que enclavar el conflicto de Ofelia Nieto 29. Se trata de una casa baja, de las que abundaban y ya apenas quedan, un solar bien situado y goloso para los especuladores. El problema para los buitres era que los habitantes eran los propietarios, con todo en regla, pagado y escriturado. No conozco los pormenores, aunque imagino que tras intentar tentarlos con dinero, pasarían al acoso más o menos velado. El resultado es que la vivienda ha sufrido una expropiación forzosa por parte de la Administración, en connivencia flagrante con los especuladores. Leen ustedes bien: en el sacrosanto Madrid del PP, adalid de lo privado, una familia legítima propietaria de una vivienda, se ve expropiada. Para ello envían a un montón de policías antidisturbios en las primeras horas de la mañana, sin avisar. Expulsan por la fuerza a la gente de su casa, sin dejarles ni recoger sus enseres, deteniendo a varios miembros por resistirse. ¿Es este un estado de derecho? ¿Se puede consentir esto en una supuesta democracia? Los esfuerzos denodados de los activistas anti-desahucios pudieron parar un primer intento en verano, como puede verse en este vídeo, pero esta vez no ha sido posible. Si esto ocurriera en Venezuela o Cuba, saldrían los Maruenders e Indas rasgándose las vestiduras en defensa de la propiedad privada, hablando de dictadura comunista o bolivariana. Pero como es en el templo del PP y de lo privado para los ricos, callan como los viejos zorros que son.

Tenemos que recuperar las instituciones locales, no podemos seguir con este saqueo a las personas en sus bienes privativos en favor de los especuladores, no podemos consentir el saqueo de lo público en favor de las grandes corporaciones privadas. Porque hay una doble vía de saqueo, por si no se habían dado cuenta: por un lado, privando a la gente común de sus viviendas, de sus pequeños comercios, de sus explotaciones tradicionales; por otro, regalando los bienes comunales a las grandes compañías privadas. El fin último es concentrar todos los bienes y riquezas en unas pocas manos, dejando a la gente común empobrecida y sin derechos.

El 24 de mayo tenemos la primera cita. Espero que tengamos claro que es la primera batalla de una guerra y que nos jugamos la soberanía como pueblo.

Nace #AhoraMadrid,  merecemos otra ciudad y vamos a conseguirla

6-3-15

Madrid se ha convertido en una ciudad hostil con las personas que la habitan. Todo tiene que pasar el filtro de la autoridad. La presencia policial en calles y plazas se puede considerar rayana en el acoso. La ciudadanía se siente coartada y ninguneada en sus acciones más cotidianas, como si todas las personas fuéramos menores de edad civil y necesitáramos de la tutela de la autoridad, que expulsa a la gente de sus casas, nos multa por transitar o aparcar, nos exige la identificación sin motivo justificado, nos prohíbe reunirnos en espacios públicos, nos priva de salas públicas para actividades ciudadanas, nos impele a no pensar y al consumo. Pero algunas nos rebelamos, vamos contra corriente, y el resultado es #AhoraMadrid.

Todo empezó antes del 15M, pero afloró entonces. Ha ido expandiéndose, calando poco a poco, atrayendo más personas a lo común, a lo que importa a toda la gente: recuperar nuestra ciudad para la ciudadanía. Algunas empezamos en 2011, otras han tardado más en ver su camino, pero ahora, tras años de trabajo activista, de esfuerzo altruista, somos legión. Recuerdo los inicios de las movilizaciones de las Mareas, las acciones al límite de las plataformas anti-desahucios,  la Consulta del Agua, la defensa de la Sanidad Pública constante y sin descanso, las asambleas innumerables para planificar las protestas y reivindicaciones. Pienso en los muchos Centros Sociales Autogestionados (CSOA) por los que hemos ido pasando, algunos tristemente cerrados por esa autoridad que nos persigue y que nos niega el uso de los espacios públicos. Ha sido mucho trabajo, pero ha merecido la pena.

Cuando llegue el momento de que nuestros concejales entren en Cibeles se van a remover los cimientos del clientelismo, de la corrupción urbanística, de la enajenación de los bienes públicos en favor de intereses privados, de las privatizaciones de los servicios municipales, de todo lo que pone los intereses económicos de unos pocos por delante de los intereses de la mayoría. No sabemos cuántos concejales obtendremos, pero soñamos con la alcaldía, con que nunca más tengamos que bordear lo legal para buscar lugares de reunión, para dar servicios sociales que demandan nuestros convecinos. Se buscará el modo de fomentar una economía de proximidad, favorecer las explotaciones locales o comarcales, se velará por la conservación del medio, por implantar un nuevo modelo energético. Habrá formas de hacer de Madrid una ciudad más humana, donde las personas sean el eje. Un Madrid para la gente. Pero, lo esencial, lo que más nos preocupa a todas las personas que colaboramos en #AhoraMadrid, es acabar con la corrupción, fomentar la participación ciudadana, ejercer un control efectivo sobre los cargos municipales, participar activamente en la toma de decisiones como ciudadanía. Y todo ello desde la más estricta democracia participativa, de forma horizontal, inclusiva, buscando la paridad de género, ejerciendo la soberanía popular. En el municipalismo puede estar la esencia de la democracia, solo hay que proponérselo. Es el momento de las ciudadanas y los ciudadanos de Madrid.

Contra todo pronóstico, se ha conseguido, con mucho esfuerzo, una candidatura ciudadana unitaria, una candidatura para que Madrid vuelva a ser lo que toda la gente quiere. No voy a entrar en los motivos que han llevado a unos y otros a buscar la confluencia, lo esencial es que el objetivo se ha alcanzado. Ha habido innumerables escollos, fruto de las distintas formas de afrontar el proyecto. Sin embargo, la necesidad absoluta de recuperar Madrid ha sido el bálsamo que ha suavizado todo. La hostilidad de los que ahora nos malgobiernan ha sido una especie de inyección de fuerza para que se allanaran los obstáculos. Era conseguirlo o sucumbir sin luchar ante nuestros verdugos. Vamos a plantarles cara y a pelear por el Madrid que nos merecemos. Nuestra arma es la unidad y se llama #AhoraMadrid.

 

La larga crisis del PSOE y el resurgir del socialismo

13-3-15

Asistimos en estas semanas, previas a las elecciones andaluzas y a la campaña electoral para las municipales, a una guerra soterrada entre distintas facciones de los partidos del R-78, a la eclosión de nuevas estrellas políticas, a la confluencia de distintos modos de entender la política y a la publicación constante de encuestas electorales que ofrecen resultados diversos en función de su origen.

Según algunas encuestas, en las elecciones andaluzas el vencedor será el PSOE. Sin embargo, en las encuestas estatales, queda relegado a tercera fuerza política, por detrás de Podemos. Lo que no han conseguido años de traición al socialismo, de abandono del electorado, de engranarse en las tramas clientelares, lo están logrando la situación política convulsa y la inminencia del ciclo electoral.

Pero no solo los votantes abandonan al PSOE. Estamos asistiendo a una sangría constante de cuadros y dirigentes del PSOE de unos meses a esta parte. Algunos de los abandonos han tenido lugar en las últimas semanas: Zamora, Cádiz, Málaga, Murcia… Una desbandada en toda regla.

Supongo que la mayor parte de la gente que ha decidido abandonar el PSOE lo ha hecho de buena fe, por el hartazgo de años de pelea interna, de intentar reconducir a su partido hacia el socialismo. Puede que algunos salgan con la idea de apuntarse a caballo ganador, de seguir en la pomada, ahora que Podemos sube en intención de voto.

De los primeros conozco unos cuantos. Algunos son fundadores del partido en que milito, Alternativa Socialista. Eligieron su propio camino hace ya unos años, buscando hacer política social y no liberal. Otros hicieron lo propio en partidos hermanos: Socialistas por Cartagena, Socialistas por Tenerife, Unión Progresista por Librilla, y algunos otros. Nadie puede acusarlos de oportunismo, pues salieron al desierto, al trabajo ingrato. Es cierto que nos sentimos hermanados por nuestro lema: “Rescatar el Socialismo Democrático”, que compartimos objetivos e ideas y que hemos tenido un primer encuentro formal . Pero aún es más cierto que somos libres y no nos sometemos a ningún rodillo. Lo que hagamos juntos lo haremos libremente, persiguiendo el bien común y la regeneración social que resultan imprescindibles.

A lo largo de los próximos meses veremos cosas impensables en materia política, transformaciones asombrosas, amnesias fulminantes. Pero, por encima de todo, esta fuerte convulsión que está sufriendo la izquierda, está posibilitando que gentes afines nos encontremos y emprendamos una senda juntos, la senda del bien común, la democracia participativa y la sociedad como eje de la política. Las personas que se identifiquen con estos objetivos encontrarán grupos políticos a lo largo y ancho del Estado, pues, además de los ya citados partidos hermanos, Alternativa Socialista tiene gente trabajando por la unidad y el cambio social en muchos pueblos y algunas ciudades. A los que nunca han militado, les digo: es hora de implicarse, con esta u otra formación hermana. Es hora de dejar de ser mero espectador pasivo y pasar a la acción. Lo que nosotros no defendamos, nos será arrebatado. Y a los luchadores de siempre, a los imprescindibles, les digo: es hora de tomar decisiones, de liberarse de viejas ataduras, de decantarse por lo que representa nuestros verdaderos objetivos. Al parecer fue Churchill el que dijo: “Algunos cambian de partido para defender sus ideas, mientras que otros cambian de ideas para defender su partido”, y en esas estamos.

Para que todas las personas lo entendamos: qué es #AhoraMadrid y quienes somos #TomaMadrid

20-3-15

Las personas activistas somos gente extraña: meses o años trabajando por una idea o un proyecto y, a la hora de figurar, la mayoría damos un paso atrás y cedemos el protagonismo a otras. Pero esta vez nos hemos guardado la discreción y la modestia y hemos constituído la #actilista a las Primarias de Ahora Madrid.

Ayer, día del padre, la mayoría de personas que formamos la #actilista tuvimos una reunión de trabajo. Organizamos la frenética campaña de Primarias y nos propusimos explicar qué es Ahora Madrid y quienes somos las activistas que formamos la lista a las Primarias denominada Toma Madrid.

Empecemos por el principio, que suele ser siempre lo más recomendable. Intentaré aclarar términos y nombres para quienes son ajenos al mundillo activista y a estas alturas del texto no se aclaran con todo lo que digo.

Todo esto, Ahora Madrid y Toma Madrid, procede de Ganemos Madrid, plataforma ciudadana para las elecciones municipales de la que ya he escrito con anterioridad. En Ganemos Madrid hemos participado gentes de movimientos sociales de Madrid, de pequeños partidos políticos (Alternativa Socialista, Partido Pirata y algunos otros), de organizaciones sociales (la PAH y Stop Desahucios, Democracia Real Ya, Yayoflautas y muchas otras), de colectivos municipalistas, como Municipalia, que fueron los promotores iniciales de Ganemos Madrid, de partidos políticos grandes, como Equo. Mucha otra gente han participado a título individual, aunque son militantes de IU (o lo eran antes de la debacle interna de la formación en Madrid). Y otra buena parte de gente son lo que llamamos activistas, esto es: personas con conciencia social y política que participan en diversas plataformas ciudadanas, ayudando en todo lo que busca el bien de la mayoría. Las personas activistas son gente desinteresada, altruista, esforzada y generosa, que arrima el hombro en todo lo que sea ayudar a crear y defender tejido social y servicios públicos. La mayoría nos hemos visto en mil batallas: Mareas, “Rodeas”, desalojos, acciones en defensa de lo público, Marchas de la Dignidad y tantas otras. Somos gente que buscamos un cambio de modelo social. Queremos una sociedad al servicio de las personas. Todo eso ha cristalizado de algún modo en la plataforma Ganemos Madrid. Queremos cambiar Madrid, que vuelva a ser para la ciudadanía.

Durante meses, mucha gente activista ha trabajado con ahínco para desarrollar el proyecto de Ganemos Madrid. Sin esta gente, no hubiera sido posible llegar hasta donde estamos. Tras duras negociaciones, por fin el mes pasado se llegó a un acuerdo para concurrir a las próximas elecciones municipales de forma conjunta Ganemos Madrid y Podemos. Para ello se ha constituído un partido instrumental llamado Ahora Madrid. Es decir, Ahora Madrid es un partido mixto formado por gente de Podemos y de Ganemos Madrid, con el objetivo de intentar lograr la alcaldía de la capital el próximo 24 de mayo.

Desde Ganemos Madrid hemos desarrollado un reglamento democrático que se ha consensuado con Podemos, por el cual, la lista a la alcaldía de Ahora Madrid será elegida en un Proceso de Primarias. Las votaciones en estas Primarias serán los próximos días 24 al 29 de marzo. Existen seis listas que se pueden votar en este proceso, además de personas individuales. El mecanismo de votación se puede consultar en www.ahoramadrid.org .

 

Pues bien, la mayor parte de listas que se pueden votar, están constituídas por gente de un perfil político claro. Sin embargo, un grupito de gentes de a pie, de activistas de distinta procedencia, hemos decidido formar una lista, la #actilista. Y nos hemos autodenominado Toma Madrid.

Resumiendo: hay un Proceso de Primarias para elegir la candidatura del partido instrumental Ahora Madrid, que concurrirá el próximo 24 de mayo a las elecciones municipales en la ciudad de Madrid. En estas Primarias se elegirán las personas que irán en la papeleta electoral. El proceso está abierto a toda la ciudadanía y se pueden elegir personas de entre las seis listas y las candidaturas individuales que concurren. Entre estas listas está la denominada Toma Madrid, formada por quince personas activistas.

Toma Madrid lo formamos gente normal: Enrique, Yolanda, Antonio, Sofía, Javier, Ana, Daniel, Concha, Paco, Elena, Chema, Marina, Silvio, Clara y Nacho. Las personas del mundillo activista nos conocerán a casi todas. Para las demás, ahí va nuestro manifiesto:

“Somos  personas normales y corrientes. Somos como tú: gente que se levanta por  las mañanas para estudiar, para trabajar o para buscar trabajo, gente  que tiene familia y amigos. Gente que trabaja duro todos los días para  vivir y dar un futuro mejor a los que nos rodean.

 

Pero  también somos personas que hemos abierto los ojos ante la falta de  democracia en nuestro sistema político. Y hemos decidido desde hace  mucho tiempo que trabajaríamos para cambiarlo. Porque la democracia solo puede funcionar si todas nos implicamos. Importan la democracia participativa y el control ciudadano.

 

En  el 15M, en el 25S, en las mareas blancas o verdes, en las Marchas de la Dignidad, desde sindicatos, partidos, organizaciones y colectivos, hemos movilizado miles de personas y conciencias. Y  hemos decidido que es el momento de explorar la vía institucional  TAMBIÉN, como herramienta para el cambio social, desde lo cercano, desde  lo municipal, sin por ello abandonar el trabajo en calles, plazas y redes.

 

Por ello constituimos esta lista en las primarias de Ahora Madrid, para  defender la democracia interna, la política, la económica; los derechos humanos y medioambientales; y los servicios públicos. Como lista activista para entregar la democracia real a la ciudadanía de Madrid.”

 

Creo que esta ciudad debe cambiar y debe volver a ser para las personas. Dedico todo el tiempo y esfuerzos que puedo a colaborar en la acción colectiva para recuperar Madrid. Los objetivos son claros: transparencia, control ciudadano, erradicación del clientelismo y la corrupción, recuperación de los servicios públicos, diezmados por el neoliberalismo. Creo que solo podemos recuperar la democracia si nos implicamos las personas corrientes. Estamos en un momento decisivo, es hora de emplear nuestros esfuerzos por el bien común y por una sociedad con las personas como eje. Solo soy una más para arrimar el hombro.

 

#TomaMadrid “De las calles y plazas, al Ayuntamiento”

Y después del 29 de marzo, toda la gente apoyando la lista resultante de #AhoraMadrid, la lista de toda la gente, para #GanarMadrid.

 

#YoTambiénSoyAnarquista y #ElPatioSeQueda

4-4-15

Vivimos en un territorio, la Península Ibérica, asaltado, ocupado, esquilmado desde la antigüedad. Somos un crisol de razas y culturas, supervivientes de un tirano tras otro. Nuestros antepasados aprendieron que era adaptarse o morir, agachar la cerviz y servir al señor o tirarse al monte. Siempre ha habido gentes con facilidad para ser el perro del amo, como es bien sabido. Y siempre ha habido quienes han querido rebelarse y buscar solos su destino. Las riquezas naturales de la Península fueron saqueadas por todas las hordas invasoras a lo largo de los siglos, sus pobladores esclavizados o aniquilados, sus tradiciones aplastadas. La supervivencia aumentaba acatando las leyes del invasor y operando bajo el radar de sus esbirros. Durante cientos de años se ha cambiado de religión si ha sido necesario, se ha sisado todo lo posible del diezmo, se ha cazado furtivamente, se ha traficado con todo lo que ha sido posible. Era la única manera de sobrevivir a invasores extranjeros, ser converso, incluso hacerse fanático para evitar sospechas. Los afortunados se convertían en sicarios de los poderosos, exigiendo rentas más feroces y aplicando leyes más tiranas, si cabe. Traspasada la Edad Media, los modos salvajes fueron dando paso a otro tipo de invasión, la de los banqueros y comerciantes del norte. La resistencia civil tuvo su episodio épico con los Comuneros, aunque finalmente fueron vencidos y la resistencia volvió a ser pasiva: negocios bajo cuerda, furtivismo, contrabando. Todo era lícito para restarle medios al opresor. Las gentes acostumbraban a sellar sus negocios con un apretón de manos, al margen del Estado. La economía de a pie funcionaba según códigos éticos no escritos pero respetados al máximo. Se puede decir que los habitantes de este territorio eran gentes honradas, que no se traicionaban entre si, pero que evitaban cuanto podían incluir en sus negocios los derechos reales. Frente a esto, el poder siempre ha intentado extender sus tentáculos, aumentar su burocracia y sus funcionarios, sabedor de que cuantos más filtros aplicase, menos riqueza se escaparía a su control. Cada nuevo sistema de gobierno, con la corta excepción de nuestras dos Repúblicas, nos ha traído más funcionarios para controlarnos, menos libertad. Por supuesto, la reacción contra la opresión ha sido siempre operar al margen todo lo posible. Y seguirá así mientras sigamos gobernados por indeseables.

La función de un Estado no debe ser la de controlar y limitar la libertad, sino la de garantizar todas las libertades y todos los derechos. El Estado debe estar al servicio de la ciudadanía, no limitarla y ningunearla. El Estado debe ser, sobre todo, controlado por las personas a las que debe servir, no al contrario.

Los partidarios del modelo autoritario que sufrimos nos consideran a las personas como menores de edad civil, sin capacidad de organizarnos o de decidir. Se encargan, mediante un sistema educativo nefasto, de generar individuos con pocos conocimientos, sin criterio, personas dependientes que permiten una demostración de sus tesis. Es por eso que el Sistema no quiere que nos auto-organicemos, que demostremos que otra vida es posible. Los CSOA son un ejemplo peligroso para el Sistema, son un nido de solidarios, auto-organizados, generadores de tejido social, de ideología. Son cuevas de peligrosos anarquistas que se permiten vivir al margen del statu quo. Y eso en tiempos de mudanza como los que vivimos es muy peligroso para la supervivencia de dicho Sistema, ya que muestra un camino a más gente y puede llegar a extenderse como una mancha de aceite. No hay que olvidar nuestra tradición de resistencia civil a los opresores, nuestras costumbres de operar bajo el radar como forma de hacer oposición. Cuarenta años de franquismo y otros treinta y siete de falsa democracia casi acaban con ello. Menos mal que siempre nos quedan los anarquistas para recordarnos que podemos vivir de otro modo.

Sirva este escrito como homenaje a la labor social y política que se realiza en todos los CSOA y como protesta al acoso que están sufriendo por parte del Poder, tanto los centros sociales como los compañeros y las compañeras anarquistas. En todos y cada uno de los centros sociales que he visitado en mis años de activismo solo he encontrado respeto a todas las personas, democracia, responsabilidad y solidaridad. En ellos se acoge a gentes de toda procedencia, se comparten saberes y trabajos. Quiero hacer especial mención a mi querido Patio Maravillas, pendiente de un desahucio inminente, pero sin olvidar otros muchos que formarán parte de la historia de estos tiempos de cambio: la Tabacalera, La Dragona, La Morada, la Salamanquesa, Can Vies, la Quimera, la Casika, la Traba y tantos otros. Todos ellos son la prueba de que otro mundo es posible, pero está en este.

 

 

Fuegos fatuos: la descomposición del R-78

10-4-15

Para todas aquellas personas involucradas de alguna manera en política, el proceso de descomposición interna de los partidos que conforman el régimen, está siendo algo esperado. Por eso, o a pesar de eso, asistimos expectantes a la agonía de este sistema corrupto y antidemocrático.

La mayor prueba de que el tinglado va cuesta abajo y sin frenos es la filtración constante de disensiones en el seno del PP. Nunca hubiera pensado que su creciente debilidad interna y su caída en las encuestas se escenificara con un Rajoy compareciendo ante los medios día sí y día no, algo nada habitual. Lo que si es habitual es que haya una mezcolanza entre actos de gobierno y declaraciones de partido, provocando esa sensación conocida de que todas las instituciones son del PP, algo impensable en una democracia de verdad. La utilización partidista de lo público ha llegado a cotas inimaginables, producto de la desvergüenza de los que nos malgobiernan y de la inhibición insensata de la mayoría de la población. El súmmum de la crisis dentro del PP lo representan, a mi modo de ver, las dos candidatas de Madrid capital y Madrid Comunidad, mundialmente conocidas como La Esperanza y La Cifuentes. Así, como si fueran dos vedettes. Pero no son artistas de cabaret, no, aunque teatro le echan un rato, a pesar de ser pésimas actrices. Se trasluce en cada declaración un “recadito” para la otra, una amenaza velada, un reto. Si no son enemigas, lo parecen. Representan lo más dañino del individualismo, de la ambición personal y del deseo de poder. Imaginen por un momento cómo sería su labor de gobierno, a golpe de decreto, de ocurrencia, de inquina. Miedo me da pensar que puedan ganar las próximas elecciones. Y eso que no soy agente de movilidad.

En cuanto a la otra pata del R-78, el PSOE, tiene el patio bien revuelto también. La bicefalia entre P. Sánchez y Susana produce noticias a diario. La última ha sido la polémica con el viajecito de trabajo del S. General con su señora y la polémica recepción que Ban Ki-Mun ha ofrecido y a la que ha asistido la citada consorte. Preguntada Susana sobre si ella viaja con su esposo cuando hace viajes oficiales, ha contestado que no, que no es lo normal. Solo diré que me parece harto curioso que P. Sánchez haya llevado a su mujer. Me pregunto en calidad de qué. ¿Acaso ustedes realizan sus viajes de trabajo con sus parejas? Pues eso. Por otro lado, Susana ya tiene bastante con Griñán y Chávez. Las declaraciones del primero de ellos diciendo que “ha habido corrupción en el caso de los ERE pero no ha habido premeditación; es por la propia estructura del sistema, que lo propicia”, abren una nueva brecha en el barco. Los intentos de pacto con otros actores políticos, independientemente de su conveniencia, se verán afectados por esos dos personajes indefectiblemente. Ella hace esfuerzos denodados por mantener el barco a flote, pero con una tripulación insuficiente y los elementos en contra, lo tiene difícil. Ya veremos como acaba el último baluarte del PSOE. En otros territorios, no hay que olvidar el avance de pequeños partidos ex PSOE, muchos de ellos federados con Alternativa Socialista, como ocurre en Murcia, Canarias, Albacete, Zamora y otras pequeñas zonas. Son pequeños pasos, pero el avance es firme. En un futuro cercano veremos el alcance de este cambio.

Al igual que los dos grandes pilares del régimen, se tambalean otros partidos institucionales. Baste señalar la debacle de UPyD o la quiebra de IU en Madrid. Del partido de Rosa Díez solo diré que los personalismos, la falta de autocrítica y la toma de decisiones autoritaria y muy centralizada parecen ser la causa, aunque de fondo están el fracaso electoral en Andalucía y la necesidad de buscar hueco en un proyecto con futuro, como parece ser Ciudadanos. No olvidemos que la derecha no suele militar por ideales, sino por conseguir poder e influencia. Parece que tenemos la prueba del nueve con este caso. Una última reflexión sobre este tema: los medios paniaguados del régimen están haciendo bien su trabajo, exponiendo todas las miserias del desmoronamiento de UPyD y el apoyo mediático a su recambio. Parece que la apuesta del sistema es Ciudadanos, por lo que auguro un futuro negro al PP, desgastado por años de gobierno y los casos de corrupción. Ya se sabe: hacer que las cosas cambien para que nada cambie.

De IU no puedo decir mucho que no haya dicho antes. Hay, al menos, dos almas dentro. Mis amigos están en lo nuevo, aunque hay mucha gente que respeto en el alma antigua. El caso de Madrid ha sido una muerte anunciada. La estructura federal y democrática de IU ha propiciado que unos cuantos dinosaurios sospechosos de poca dignidad hayan dinamitado la federación de Madrid. En un partido con estructura más jerárquica habrían sido expulsados. En lugar de eso, se han permitido el lujo de eliminar a la gente más válida, que ha terminado en los Ganemos de toda la región. Lo único que me reconcilia con IU de Madrid es Luis García Montero, candidato a Presidente de la Comunidad, a quien respeto y admiro. Con gente como Luis se puede emprender una aventura electoral. Con los dinosaurios no.

En cuanto a Podemos, se encuentra en una situación delicada, con la espada de Damocles sobre sí en Andalucía, con las distorsiones organizativas propias de un partido tan nuevo y tan grande, con posiciones de fuerza poco recomendables en algunas plataformas de convergencia y con un ataque en los medios que ha pasado de desprestigiar a sus líderes a cacarear su caída en intención de voto. Lo tienen complicado, son un blanco fácil. Han prometido mucho y ahora llega el momento de cumplir. Solo espero que no cometan una torpeza en Andalucía apoyando a Susana. Si lo hacen, perderán mucha credibilidad y muchos apoyos. Ya veremos qué ocurre en las próximas semanas.

Y por fin nosotros, los pequeños, diminutos diría yo, Alternativa Socialista, que seguimos nuestro camino paso a paso. Nuestras ideas son claras y públicas: democracia, bien común, igualdad, defensa de lo público, preservación del medio ambiente. Tampoco voy a desvelar nada que no haya contado antes. En busca de un cambio social que beneficie a las personas corrientes hemos formado parte de la coalición Izquierda Plural en las pasadas elecciones Europeas. En estas próximas Municipales y Autonómicas hemos renovado el acuerdo electoral con Izquierda Plural donde ha sido posible y oportuno. En algunos lugares nos presentamos en solitario, en otros en coalición con IU y en otros dentro de las plataformas de convergencia. En los primeros días de abril hemos registrado en la Junta Electoral Central el nombramiento de representantes para Sevilla, Zamora, Granada, Málaga, Valencia, Albacete, Segovia, Alicante, Murcia, Mallorca, Madrid, Barcelona, Tarragona, Santa Cruz de Tenerife y Córdoba. No está mal para un pequeño partido que no sale en la tele.

Me gustaría hacer un llamamiento a las personas socialistas que no pensaban participar en estos comicios, para que se acerquen a mis compañeras y compañeros de todos los territorios con candidatura de Alternativa Socialista y que colaboren. El cambio social solo se puede lograr si las personas corrientes nos implicamos. Os esperamos, nosotros y la sociedad os necesitamos. A cada persona que quiere participar en este proceso único de cambio de régimen le digo: tu puedes colaborar en el cambio desde AS. Búscanos en www.cli-as.org

Tenemos una primera meta: el próximo 24 de mayo. Después, todas las que vengan detrás.

#FueraLaMafia que están todos putrefactos

17-4-15

Jueves 16 de abril de 2015. Hoy iba a hablar del encuentro entre Pablo Iglesias y Felipe de Borbón, de la polvareda que ha levantado, del regalo con intención que el primero hizo al segundo, muy propio en estos días que se ha estrenado la nueva temporada de GOT. Iba a objetar inoportunidad para este encuentro en el aniversario de la II República. Iba a lamentar que Podemos no convocara el 14 de abril. Pero los acontecimientos me han hecho cambiar de idea. La tarde empezó animada con el registro del domicilio de Rodrigo Rato, creando expectación entre la ciudadanía. Mientras el registro se desarrollaba, nos hemos enterado de cosas gravísimas gracias a una conversación grabada entre de la Rosa y el pequeño Nicolás. En una burda maniobra, los patéticos palmeros del PP desplegaban un ataque contra Venezuela, en un vano intento de distraer la atención del caso estrella de hoy.

Tras escuchar y luego leer la transcripción del audio de marras, he empezado a pensar si lo de Rato no será para distraer la atención de esto. Porque la implicación clarísima del rey Juan Carlos en los mayores casos de corrupción de los que se habla en la grabación, me parece, sin duda, mucho más grave que la inevitable caída de Rato.

El espectáculo a la hora del telediario ha sido la detención del corrupto Rato, con todo lujo de imágenes en las Redes Sociales y tal número de comentarios que desbordaban. Mucha gente ha tirado de hemeroteca, compartiendo imágenes de Rato con todos los peces gordos del PP y declaraciones a favor suyo: Mariano, Esperanza, Cifuentes, todos eran uña y carne con Rodrigo, pero no sabían nada. Como tampoco sabían nada de las actividades de Bárcenas. ¿Nos gobiernan ineptos, que no se enteran de la corrupción que nos rodea? ¿Está un inepto capacitado para dirigir un país? En fin… cada cual que opine.

Las personas normales y decentes nos hemos alegrado infinitamente de la detención, pues simboliza una suerte de justicia poética. Los desheredados de la crisis vemos nuestra venganza en esa detención de uno de sus mayores artífices. Lástima que lo hayan soltado a las siete horas. Cuento los días para que faltan para que vuelva a estar entre rejas.

Sin embargo, si hilamos de nuevo los dos escándalos del día, el de Rato y el de la grabación, tendremos que convenir que Rato no debería estar solo, que ahora mismo deberían abarrotar las cárceles una mayoría de miembros de la clase política y financiera de nuestro país, incluídos el ex rey, su hija y su yerno.

En un país menos aborregado que este, el clamor popular habría hecho ya dimitir al gobierno y a buena parte de la oposición en pleno. El entramado corrupto es tal en todos los niveles de la economía que, quien más y quien menos, teme perder las habichuelas si no sigue apoyando al político de turno, que le da trabajo a cambio de comisiones. Pocos sectores económicos escapan a este sistema corrupto. Tal vez ahí se encuentre uno de los motivos de tolerancia a la corrupción, tan inexplicable en una sociedad decente. Nos controla la Mafia.

Pero habrá que hacer una lectura entre líneas de las últimas defenestraciones de cargos del PP. Tal vez el sistema ha dado al PP por amortizado, como parece sugerir el auge de Ciudadanos y el apoyo mediático del que goza. Tal vez empiecen a rodar más cabezas, para que parezca que el propio sistema se está regenerando, para engañar a todo un pueblo, noqueado por el hedor que emana del pútrido R-78.

En las próximas semanas tal vez veamos a otras personas poderosas salpicadas por los escándalos de corrupción. Creo que toda esa gente es prescindible para la mafia que nos malgobierna, por unos u otros motivos, y que el sistema lo tiene todo previsto. Mientras no vea enjuiciada a las más altas jerarquías, no creeré nada. Es hacer que todo cambie para que todo siga igual.

Sueño con un día en que las personas podamos ejercer nuestra justicia, la justicia del pueblo soberano. Sueño con que ese día está cerca.

¡Salud y República!

Rato y las facturas de Rita

24-4-15

Ha sido una semana extraña, marcada por la caída libre del PP, protagonizada por Rato el corrupto, Rita la despilfarradora y los asesores de café, Trillo y Martínez Pujalte. La gente ha podido mostrar a gusto su descontento en la puerta del corrupto, en la asamblea de accionistas de Bankia y hasta en un mitin de la Espe. Soraya, dando zarpazos como un gato panza arriba, ha recurrido al manido “y tu más”, en un intento de desviar la atención hacia el EREgate, que trae a Susana de cabeza. Mientras, Mariano ha grabado un discursito triunfalista desde su despacho, manipulando a su favor los datos de la EPA. Entre todo ese marasmo y podredumbre, Rivera hace su tour mediático, con su discurso tan aparentemente centrado y sensato, aunque en el fondo esté plagado de esas ideas neoliberales que mucha gente conoce y teme. Lo peor es que, frente a las noticias de corrupción y saqueo que ocupan casi todos los noticiarios, Ciudadanos resultará a algunos una tabla de salvación. Cada vez está más clara la apuesta del sistema. Mariano ya no puede decir eso de “nosotros o el caos”, porque ellos nos han traído el caos, son el mismo caos.

Para quienes vemos en el partido naranja una apuesta del sistema para conseguir una segunda transición, solo hay una solución, ya lo he dicho antes de ahora: esto solo se arregla si las personas corrientes nos implicamos en política, si elegimos a alcaldes y concejales que estén dispuestos a mandar obedeciendo. Igual para los gobiernos autonómicos. Y en noviembre, deberemos elegir un Parlamento de gente honrada al servicio de la ciudadanía y de los intereses de la mayoría, no de unas oligarquías y de la banca, como ocurre ahora.

Falta solo un mes para las elecciones municipales y el ambiente empieza a estar alterado; los vientos de cambio soplan con fuerza, aunque hay dudas e incógnitas. Va a ser la primera vez para muchas candidaturas ciudadanas, nos enfrentamos a un sistema muy asentado y muy corrupto. Me pregunto si, entre todas las personas que formamos parte de esto vamos a ser capaces de dar ese primer paso hacia un nuevo modelo social y político. Me pregunto qué podrán hacer los alcaldes honrados que, sin duda llegarán a muchos ayuntamientos tras el 24 de mayo. No creo que quede gran cosa con la que empezar a trabajar para la ciudadanía. Encontrarán telarañas y facturas sin pagar. Serán verdaderos héroes, que no dormirán en hoteles de lujo, ni comerán ostras. Serán gestores honrados que no tendrán tarjetas negras ni venderán su voto a los lobbies haciendo creer que solo tomaban café. Habrá que hacer auditorías de las cuentas municipales, destapar fraudes y corruptelas. Temo que serán tareas ingentes. Espero que se puedan crear Oficinas de Buen Gobierno en muchos municipios, foros ciudadanos de control y participación en la gestión municipal. Parafraseando a M. L. King: “He soñado que un día las personas podremos decidir sobre nuestro destino”, y se me ponen mariposas en el estómago.

 

Podemos: el año que pudimos cambiar las cosas

1-5-15

Nunca estuve realmente ilusionada, conozco lo suficiente las estructuras políticas pasadas y presentes como para no ser escéptica sobre su verdadera horizontalidad. Todo era demasiado grande, demasiado rápido, demasiado descontrolado. Las cabezas visibles, sobre todo Pablo y Monedero, me encandilaban. Decían a los cuatro vientos lo que tantos seres pequeños y anónimos decíamos y pensábamos. Pero la realidad de su organización y su funcionamiento me generaban muchísimas dudas. La primera prueba llegó este invierno, cuando las corrientes no oficiales eran silenciadas y los pensamientos alternativos se arrinconaban con maniobras poco claras. No participé del fervor de Vistalegre, esa fe ciega no iba conmigo; veía con claridad que aplicar un rodillo desde arriba para eliminar la pluralidad y la crítica no eran la democracia interna a la que estaba acostumbrada en mi pequeño CLI-AS.

 

Mi distanciamiento no impedía, sin embargo, defender la necesidad de su existencia, en público y en privado. Le reconocía defectos de bulto, pero la movilización social que generaba me parecía más importante y borraba lo negativo. Fue entonces cuando escribí “Podemos no es perfecto, pero es necesario” .

 

Su estrella fulgurante encandilaba a un espectro tan amplio de la sociedad, que realmente creímos que el cambio era posible, que se lograría esta vez. Pero, por lo visto, al sistema también le parecía factible ese cambio, tan nefasto para ellos. De ese modo, comenzó un ataque furibundo contra todos los dirigentes podemitas. Víctimas de esa persecución han sido, en mayor o menor medida, Errejón, Monedero e Iglesias, con una víctima colateral muy clara: Tania Sánchez.

 

Hay que resaltar la campaña desplegada por El País, como corresponde al adalid del PSOE, que veía peligrar su posibilidad de gobernar a manos de los chicos de Podemos. Monedero y su proyecto de presentarse en la candidatura a la alcaldía de Madrid fueron una diana clara durante muchas semanas. Finalmente, tanto el partido como él mismo, dejaron su figura en segundo plano. Si era él quien mantenía la línea inicial de Podemos, no lo sabemos; lo que parece innegable es que, al dejar Monedero el primer plano, la formación comenzó una nueva línea de actuación y sus expectativas en las encuestas iniciaron una meseta y posterior descenso. Habrá quien diga que la campaña mediática en su contra ha contribuído a que sus simpatías bajen entre los electores, y no seré yo quien lo refute; al fin y al cabo, la ciudadanía española es muy vulnerable a todo lo que se vierte desde los platós de televisión, los periódicos y las emisoras de radio, la mayor parte de ellos en manos del R-78.

 

En las últimas semanas han aparecido otros factores desestabilizantes en el panorama político, por si teníamos pocos. El adelanto de las elecciones autonómicas andaluzas puso de manifiesto el parón de Podemos, pero también su indecisión a la hora de afrontar sus opciones frente a la investidura de Díaz. Creo que esa incertidumbre ha debilitado mucho las convicciones de las bases del partido, que ven cómo se tambalean los principios que antes defendían. Recordando los comienzos de Podemos, cuando su mensaje era el nuestro, cuando decían “Podemos somos todos, haremos las cosas de una manera distinta, empoderaremos a la gente, si no haces política te la hacen, somos más, tenemos memoria, no tenemos miedo, el bipartidismo está agotado y el régimen del 78 también, hay que echarlos y podemos echarlos…” me pregunto dónde ha quedado todo aquello, enredado en que oscuros manejos, ahogado en que indecentes chantajes. La gota que ha colmado el vaso de mi decepción ha sido la noticia oficiosa de que en Madrid hay un acuerdo previo entre Podemos y PSOE, por el que se repartirán el pastel: para uno será la CAM y para otro el ayuntamiento de la capital. Semejante pasteleo, digno de lo más granado de la vieja política, ha enfriado mi apoyo a Ahora Madrid, si bien todavía creo que el proyecto previo a confluir con Podemos, Ganemos Madrid, tiene mucho de bueno y es rescatable para un futuro.

 

Comenzaron con ideas claras y denuncias tajantes, quisieron ganar el centro político y moderaron su discurso; quisieron neutralizar los ataques furibundos de la prensa del régimen, que los acusaba de radicales y bolivarianos, y lo moderaron más aún. Ahora no se distinguen mucho de Ciudadanos, que les pisan los talones y tal vez les coman la merienda del centro, pero han conseguido desmovilizar a muchos simpatizantes de izquierdas, que ven traicionado ese espíritu inicial del que hablábamos. Su postura frente al PSOE será la clave para saber su futuro, pues un error les costará muy caro. En esta tesitura reaparece Monedero; vuelve para decir lo que muchas y muchos decimos desde hace semanas: que se ha traicionado el ideal fundacional, que las estructuras y lo institucional se los están merendando con patatas. Monedero no abandona Podemos, no. Monedero deja la estructura corruptora y lanza un mensaje de amistad incondicional a Pablo. Viene a decir que se queda en la retaguardia para guardar las esencias, para preservar los ideales y remover las conciencias. Creo que fue el propio Monedero el que dijo: “Teníamos a nuestro favor el motín de Esquilache que supuso el 15M. Vimos que ese era el punto de inflexión y siempre lo respetamos. Se trataba de convertir esa indignación social en indignación política. Lograr que el miedo cambiara de bando para que los sinvergüenzas a los que se les llenaba la boca de España y tenían el dinero en Suiza pagaran por todos sus desmanes”. Han pasado muchas cosas desde el 15 de mayo de 2011. No se si Monedero será capaz de reconducir la deriva de Podemos. Lo que está claro es que deja las instituciones a los otros y él va a volver a las calles. Quienes lo escuchamos con asiduidad sabemos que una de sus máximas es que la calle debe marcar los límites a los gobernantes, aunque sean de los suyos. Creo que su proyecto pasa por agitar las calles hasta revertir los daños, aunque bien puede ser solo una ilusión. Ya veremos.

 

El run-run de Ada y Rajoy en bicicleta

15-5-15

En estos días ha sido noticia que en Dinamarca pretenden hacer desaparecer el dinero físico, empezando por el pequeño comercio y las gasolineras; al parecer, ese es el futuro en toda Europa. Paralelamente, he tenido constancia directa e indirecta de las tasas que los bancos han comenzado a aplicar en España a millones de usuarios por operaciones hasta ahora gratuitas, como hacer un ingreso en una cuenta de otra persona o hacer una transferencia electrónica desde tu ordenador. Como tercera consideración, apelaré a las dificultades de toda la gente en su trato con diversas compañías de servicios cuando quieren romper su relación contractual o hacer una reclamación. Unamos estos tres factores, imaginemos un futuro sin dinero en papel-moneda, con nuestro sueldo atrapado en una cuenta bancaria, en una entidad que nos cobra arbitrariamente por todo lo que le convenga, sin derecho para impedirlo, pues todos los bancos obran de igual modo, con nuestro magro salario saqueado por todas las compañías de servicios que solo atienden a su propio beneficio. Pensemos si queremos vivir así.
También ha sido noticia por muy diversos motivos Ada Colau. Por su visita a Madrid y su apoyo a la candidata de Ahora Madrid, Manuela Carmena, por su run-run: “¿oís el run-run? Se escucha en las calles y en las plazas, esto ha empezado a cambiar, lo vamos a cambiar entre todas, por el bien común”. Se ha hablado mucho de Ada por su proyecto de crear una moneda local si llega a la alcaldía de Barcelona. En las entrevistas que le han hecho, queda patente el desconocimiento de la mayoría de periodistas sobre el tema de las monedas sociales. El público en general ni siquiera ha oído hablar de ello. Para quien desee informarse sobre monedas sociales, les recomiendo varios audios y artículos de Colectivo Burbuja.
En un informativo de la Cadena Ser escuché esta semana comentar de forma consecutiva las dos noticias anteriores, lo que me produjo una gran angustia por el distinto tratamiento a ambas. El hecho de que la Ser tenga fama de emisora progresista y que sea capaz de crear opinión es la causa de esa angustia, ya que el periodista alababa la desaparición del dinero físico, solo le veía ventajas, pues era más práctico y evitaba la economía sumergida. No le veía ninguna desventaja. Bueno, tal vez gente excluída socialmente tendría problemas con el dinero de plástico, pero eso le parecía un tema menor ante una medida tan cool y tan hipster. Sin embargo, y a renglón seguido, calificaba de poco interesante la moneda local propuesta por Colau, ya que, aunque supuestamente iba a hacer circular más dinero, al no poder ahorrarse, según él, esto se limitaría a muy pocas personas, siendo Barcelona una ciudad tan grande y tan turística. El desconocimiento de este comentarista sobre los efectos beneficiosos en la economía de la ciudad derivados del uso de una moneda local resultaba clamoroso. Si eso es lo más progresista que tenemos en nuestros medios de radio convencional, apañadas vamos.
Pensemos ahora en una imagen repetida estos días hasta la saciedad: Rajoy con traje y corbata, junto a las candidatas de su partido para Madrid, montando en un artilugio del demonio ( no, no es una escoba, al menos por esta vez) que ha llenado los barrios céntricos de la capital por obra y gracia de Lady cup of café con leche, una bici eléctrica. Tras esa imagen de comedia, hemos visto al todavía presidente declarar que cuando gobiernen Cristina y Esperanza, en Madrid se utilizará mucho más la bicicleta y  mucho menos el coche. Lo tenemos claro: con ellos no nos va a quedar pasta ni para usar coche. Teniendo en cuenta que los potenciales votantes del PP son los que mas coche privado utilizan, no parece mala idea del todo, a ver si ponen los pies en el suelo de una vez y se dan cuenta que ser pobre y de derechas indica una clara tendencia al error de concepto y a la falta de criterio.
También ha sido noticia estos días el ataque furibundo de Aguirre a su competidora al ayuntamiento de Madrid, Manuela Carmena. Primero fueron mentiras sobre su acceso a la plaza de jueza, de las que tuvo que retractarse, visto que la jueza Carmena llegó a ocupar su plaza por oposición, no como la propia Aguirre, que todos los puestos los ha ocupado por enchufe y lleva viviendo de la política desde que era pequeña ( o casi). En vista de que su falsa acusación no cuajaba, el siguiente ataque le ha llegado a Manuela por la vía consorte. Al parecer, un despacho de arquitectura arruinado tras el pinchazo de la burbuja inmobiliaria es un crimen de Estado para la Espe, mientras que todos los robos perpetrados por sus talentosos conmilitones no merecen sino un pelillos a la mar y aquí no ha pasado nada. Esto último define a la perfección a Aguirre y a toda su tropa, ver la paja en el ojo ajeno, pero no la viga en el propio.
Para terminar, diré que en el PP no cabe un corrupto más y que su incompetencia y desvergüenza sonrojan a las personas decentes. Hay que echarlos, o acabarán con toda la gente. Espero que sus votantes tradicionales de buena fe, asqueados por tanta corrupción y falta de ética, se queden en casa el próximo día 24 y no vayan a votar. Por el bien de todos.

 

Motivos para la reflexión

22-5-15

Creo que nunca antes unas elecciones municipales habían generado tanta expectación ni concitado tantos esfuerzos. Ha sido mucha la gente implicada en conseguir que las cosas cambien y en estos días la ilusión, la emoción, pero también la sensación de incertidumbre y el desasosiego están muy extendidos. Es muy grande el deseo de que tanto trabajo se vea recompensado por los resultados. Pese a la gente agorera que opina que nada puede cambiarse, pese al rodillo de los corruptos en los medios de comunicación, pese a la conciencia clara de nuestra inferioridad de condiciones, no nos hemos rendido. Y no nos vamos a rendir, aunque la Espe nos insulte, aunque Rita se mofe de nosotras, aunque los y las de siempre intenten convencer de que son la única alternativa. Esa gente no nos representa y no va a gobernar, malgobernar, con nuestro voto.

Hace cuatro años lo tuvimos claro. Ahora está más claro aún. La diferencia es que ahora nosotras mismas nos hemos organizado y nos presentamos a las elecciones. A pesar de todas las zancadillas que nos han puesto, a pesar de las falsas acusaciones, a pesar del ninguneo y el desprecio. Hemos llegado hasta aquí y ese debe ser nuestro orgullo en estos días.

A quienes no lo tienen claro aún les digo: reflexionad, pensad en lo que os ofrecen los y las de siempre.

Aguirre y sus secuaces nos han robado hasta las entretelas. Ahora ella dice que no se enteró de nada. Y yo os pregunto: ¿Queréis que os gobierne una persona que no es capaz de gobernar su partido? ¿Pensáis que alguien que no ha sabido elegir a sus colaboradores antes lo va a saber ahora? ¿No teméis que con su ojo de cazatalentos vuelva a elegir a quienes mejor sepan robarnos?

Rita y su banda llevan viviendo del erario público a cuerpo de rey años y años. ¿Creéis que por cambiar de legislatura van a dejar de hacerlo?

La Cospe ha cerrado escuelas, externalizado gran parte de la Sanidad y eliminado funcionarios pero no cargos a dedo. ¿No pensáis que si vuelve a ganar va a creer que lo ha hecho de p.m. y seguirá recortando más y más?

Valcárcel, en Murcia, no les va a la zaga a las tres gracias de más arriba. Ha convertido a la región de Murcia en una Little Italy de libro. Si no eres de los nuestros, olvídate, no te comerás un colín.

El mismo estado mafioso y clientelar abusivo está establecido en Galicia o en Andalucía, por no hablar de Canarias, Cataluña, Castilla y León y Extremadura. O te sumas a la famiglia, o te mueres de asco. No se si me habré dejado alguna comunidad por nombrar. Si es así, que me perdonen.

Y en el día a día, ¿acaso no tenemos motivos de queja? Todas conocemos casos de gente dependiente, gente anciana, con disfunciones de movilidad, discapacidades, enfermedades raras. Gente que ha perdido parte de sus ingresos y no recibe ayudas a la dependencia. Gente que sufre el día a día por esos recortes que se han gastado en las chorizadas de los talentos de la Espe o en los dispendios sin límite de lady caloret, en los rescates bancarios o de las autopistas.

¿Cuánta gente parada tenemos entre nuestras amistades y familia? ¿Cuántas personas cercanas están con infraempleos o emigrados para buscarse la vida? Y todavía tenemos que escuchar que la crisis ha terminado y que ya nadie habla del paro. Y lo dice la cabeza visible de toda la trama corrupta, quien dice gobernar.

¿Quién no conoce a alguien que ha perdido su casa? ¿Quién no conoce a un emprendedor arruinado de por vida? ¿Quién no sabe de una familia con niños que pasan hambre? Mientras, los bancos y las grandes empresas de suministros baten récords de beneficios. Las grandes fortunas del país son cada vez más ricas y ahora, en lugar de un rey, mantenemos a dos.

¿Qué mas necesitamos para salir a la calle y no volver a casa hasta que toda esta corrupción haya sido barrida?

Pero claro, olvidaba que con la Ley Mordaza ya no podremos salir a la calle.

Reflexionad: hubo un día que el resultado electoral de unas Municipales lo cambió todo. Fue en 1931. Han pasado muchos años. ¿No va siendo hora ya de volver a tomar las riendas de nuestras vidas?

 

Nos retaron a presentarnos a las elecciones y eso hicimos

26-5-15

Nos llamaron perroflautas, anti sistema y otras lindezas. Nos detuvieron y apalearon por salir a las calles a pedir justicia. Nos tuvimos que reunir en plazas, bares y CSOAS. Tuvimos que trabajar con ahínco en nuestro tiempo libre, vender camisetas y chapas para financiarnos. Durante meses elaboramos un trabajo minucioso, llegamos a acuerdos, establecimos lazos y confluencias. Pedimos micro créditos entre nosotras para realizar la campaña. Elegimos libremente a nuestras representantes y la lista final era la lista de todas. Y ahora las cosas serán de otro modo en Madrid, en Barcelona, en Valencia, en Cádiz, en Zaragoza y en tantos otros sitios.

 

Dice mi amigo Carlos Paredes, con toda la razón, que pase lo que pase y gobierne quien gobierne, nosotras ya hemos ganado. No teníamos nada y ahora estamos en las instituciones. Nos ignoraban y abusaban de nosotras y ahora podremos participar en ayuntamientos y comunidades. Los y las perroflautas vamos a poder intervenir en nuestros destinos.

 

Creo que las personas (no solo afiliadas o políticas, también periodistas y opinadoras varias) acostumbradas a una estructura de partido tradicional no entienden bien lo que han sido las Candidaturas de Unidad Popular, nutridas por activistas con o sin adscripción política, para quienes lo más importante es el proyecto común y no las siglas. Eso despista a muchas y sulfura a no pocas. Muchas de las personas apoderadas de las CUP el pasado domingo, pudimos observar una suerte de connivencia entre el resto, como si pertenecieran a un club exclusivo y nosotras fuéramos unas advenedizas. La hermandad entre los representantes de la Administración y los de los tres partidos del sistema era chocante. Nos miraban con desdén en los recuentos, nos chuleaban con ganas y nos dejaban claro que nosotras no sabíamos nada. También he de decir que había gente agradable, pero el ambiente de compadreo excluyéndonos a nosotras era lo más destacable. En fin, un motivo más para desalojarlos.

 

En el nuevo panorama, creo que Podemos debe reorganizarse y aceptar que sumando es más fuerte que en solitario, como han dictado las urnas. El PSOE debe abandonar el liberalismo y abrazar de nuevo el socialismo o resignarse a languidecer. No en vano su target de votantes está entre la parte más provecta de la pirámide poblacional, lo que resolverá su existencia de forma natural si no rectifican. En cuanto a IU, me gustaría que fuera como el ave fénix, que se refundara con Alberto Garzón como representante, es su mejor baza. El resto de pequeños partidos, dispuestos a confluir, desean sin duda la creación de una Syriza española, esa Izquierda Mosaico de la que habla Fernández Steinko con gran precisión. Y, sinceramente, el trabajo que hay por delante es tan ingente, que creo que no sobra nadie. Se que juntas podremos cambiar las cosas, y que el cambio ya ha empezado. Empezó el domingo 24 de mayo de 2015 por expreso deseo de la gente.

 

Mientras esperamos al 13 de junio, #LibertadParaPecas

31-5-15

Han querido los votantes que los resultados no sean decisivos, que haya que darle vueltas a las opciones, hablar, debatir, consensuar. Los doce días que quedan pueden llegar a consumir nuestra paciencia, pero la masa enorme de noticias nos distrae e incluso nos hace sonreír.

Vemos arrobados a Ada con su sonrisa de oreja a oreja, recibida por el alcalde saliente, inasequible a los malos rollos que plantean los castuzos. Sabe que le dejarán el ayuntamiento hecho un solar, pero no abandona el optimismo. El sistema pronostica un desastre económico para la ciudad si ella gobierna, creen que ellos son la ciudad. Tanto es así, que la cúpula policial de Barcelona presenta su dimisión si Ada es alcaldesa. Mejor, la mala gente a su casa. Lo que no saben o no quieren saber, es que la ciudad es, sobre todo, la gente que ha votado por Ada y que ella buscará lo mejor para la mayoría.

Asistimos a las maniobras vengativas sobre el alcaldable gaditano, haciéndole pagar por no propiciar la investidura autonómica. Puede que se salgan con la suya y lo aparten de la alcaldía, pero la proyección mediática que ha alcanzado, esa ya no se la pueden quitar.

Vemos a Manuela viajando en el metro, como cada día. Su respuesta al ser preguntada por Aguirre es ya mítica: “Yo creo mucho en la reinserción”. La coletilla la pusimos cada cual: reinserción social, reinserción de los presos, de los delincuentes… Yo en el caso de la Espe soy pesimista, creo que la reinserción no será posible.

A la vez que la política municipal va teniendo sus tiempos, la política nacional sigue proporcionando momentos épicos, como la detención del Delegado del Gobierno en Valencia. Es grotesco e inadmisible que se quiera hacer ver que “nadie sabía nada”. Proceden la dimisión del Ministro del Interior e incluso del Presidente del Gobierno. En vez de eso, Mariano culpa de todo a la prensa, por airear la corrupción. Debe creer que la misión de los medios de comunicación es solo publicitar sus éxitos. O que las cosas solo existen si se habla de ellas, vaya usted a saber. En cuanto a los responsables valencianos, parece que ya han recibido su recompensa, como bien saben Rita y el propio Castellano, que en la noche electoral la identificaron como “qué hostia, qué hostia”. Como diría mi abuela, son sinvergüenzas, pero tontos no son.

Otros que lo ven venir y se quitan del medio, son los líderes populares que han dimitido en masa, como ratas que abandonan el barco. Lo que les importa es salvar su pellejo político, aunque caven más honda la fosa de Mariano.

Me pregunto que pensarán todos esos octogenarios que les han votado, creyentes de una fe inquebrantable en Mariano y en el PP. ¿Cómo podrán asumir esa debacle? ¿Seguirán convencidos de que la del PP es la única fe verdadera y Mariano su profeta? A ver cómo digieren tanto abandono, tanta traición. Porque crítica a la podredumbre y la corrupción ya hemos visto que no han hecho.

De momento, parece que se les ha ocurrido a algunos lumbreras crear un movimiento anti-Podemos, en un intento de aglutinar a sus fieles en torno a lo que más une, el odio. Tan ufanos estaban con su idea, que decidieron convocar por whatsapp una concentración “anticomunista” en la madrileña plaza de Colón. Puede que, en su ignorancia, pensaran en masas ingentes bramando contra el rojerío. En su defecto, se juntaron unas 500 personas, los citados octogenarios y algunos de sus nietos, insultando y agrediendo a los periodistas que cubrían la concentración. Ignoro si habían pedido permiso a Delegación del Gobierno, aunque lo dudo, pues hay que hacerlo con muchos días de antelación. Sin embargo, la oficina de la saliente Cifuentes, no ha prohibido la concentración, ni mandado a los terminator  de los antidisturbios a darles cachiporrazos. Es más, los únicos que fueron identificados tras las agresiones, fueron los periodistas, es decir, las víctimas.

En este mundo al revés, las redes sociales y mi querido barrio de Malasaña han decidido poner un punto de cordura y pedir algo lógico y digno: la libertad de Pecas, el perro de Aguirre. Un animalito inocente no puede estar en manos de una señora mayor que presenta indicios de inestabilidad emocional, como ha quedado patente en esta semana de propuestas esperantinas esquizofrénicas.

En fin, esperaremos hasta el día trece de junio, a ver cómo quedan constituídos nuestros ayuntamientos. Va a ser una espera de infarto.

Mientras tanto, pidamos Freedom for Pecas.

#FreePecas

 

Gentes de Ahora y Ganemos Madrid, ¡Seguimos!

7-6-17

El éxito electoral ha amplificado el objetivo y la identidad de Ganemos Madrid. Por ello, una nueva oleada de ciudadanía interesada ha acudido a nuestro nuevo Plenario. La gente se implica más cuando las acciones sirven para algo. Y vaya que si han servido. Hemos pasado de 0 a 20 en unos meses.

 

El sábado 6 de junio, en el CSA La Tabacalera, se ha celebrado el Sexto Plenario de Ganemos Madrid, el primero tras las Elecciones Municipales del 24 de mayo. El objetivo fundamental era hacer un debate sobre el futuro de Ganemos Madrid como parte de Ahora Madrid. La asistencia fue masiva, como es habitual en nuestros plenarios, con gentes que acudían por primera vez a nuestras asambleas y con la participación de muchos de nuestros concejales electos y miembros de la lista electoral, como Pablo Carmona, Celia Mayer, Montserrat Galcerán, Mauricio Valiente, Rommy Arce, Yolanda Rodríguez, Guillermo Zapata, Esther Gómez, Ana Méndez o Fernando Rodríguez. Creo que pocas personas de las bases de organizaciones políticas pueden decir que, en una asamblea política, los miembros del grupo municipal se sientan entre los asistentes, participan como el resto y responden a las preguntas que van surgiendo en el debate. Tal vez esta sea una de las características definitorias de una candidatura ciudadana.

En cuanto al debate en si, giró en torno a nuestra propia identidad y a nuestras tareas futuras. Durante los próximos cuatro años, la función de Ganemos Madrid debe ser la de catalizador que permita construir poder popular en los barrios, reactivar la participación ciudadana y ser el nexo de unión entre las necesidades de los barrios y las políticas del grupo municipal de Ahora Madrid. Para ello, trabajaremos en el desarrollo de las Oficinas de Participación Ciudadana ( o Juntas de Buen Gobierno), los Foros Sectoriales y las Vocalías Vecinales, que van a ser los espacios de participación y activación de la ciudadanía implicada en el movimiento municipalista. Por otro lado, hay que favorecer la participación de las vecinas y vecinos que no están implicados, desarrollando espacios de participación nuevos e ilusionantes para la gente menos comprometida con el municipalismo ciudadano. Todo ello dentro de un marco de democracia participativa, con respeto a la inclusividad y a la horizontalidad.

Si bien Ganemos Madrid es el impulsor del espíritu municipalista dentro de Ahora Madrid, hay que dejar claro que Ahora Madrid es mucho más. Es también toda la gente que ha confiado en el proyecto y nos ha votado, es la gente que nos ha visto con simpatía e ilusión, la que se alegró con Ahora Madrid la noche del 24 de mayo, también lo son nuestros partners de Podemos. Sería muy importante que parte o toda esa gente, se implicara en mayor o menor medida en el proyecto, apoyando según sus posibilidades.

Es necesario desarrollar una nueva estructura ciudadana en Madrid y Ganemos Madrid, como catalizador que es, debe ser el dinamizador de las estructuras barriales, conectando las ya existentes (AMPAS, Asociaciones de vecinos o de ocio y otras), que llevan años languideciendo por falta de apoyo institucional, con las que están formándose y las que se formarán. Por otro lado, el grupo municipal de Ahora Madrid, debe hacer un esfuerzo por integrar esas nuevas estructuras ciudadanas en la propia estructura del Ayuntamiento, con el fin de dotarlas de significado y permitir la participación vecinal en la gestión de los barrios.

Otra clave de las propuestas de Ahora Madrid es potenciar el seguimiento ciudadano de las decisiones y actuaciones del grupo municipal, empleando la rendición de cuentas como mecanismo para dicho seguimiento.

En cuanto al desarrollo de la estructura territorial de GM, los espacios de debate y toma de decisiones democráticos van a permitir que las acciones de los Ganemos barriales sean coherentes entre si, con respeto a la identidad de cada barrio y a las necesidades comunes. Sería importante favorecer también la integración de participantes de los barrios en los Foros Sectoriales, con el fin de atender todas las necesidades territoriales.

Vamos a asistir a distintas realidades organizativas en cada barrio, pues en cada uno el desarrollo de Ahora Madrid es distinto. Habrá que ser flexibles y buscar el máximo desarrollo de la participación ciudadana en cada caso, sea bajo el nombre que sea.

El trabajo del grupo municipal debe desarrollarse de forma autónoma al de las estructuras ciudadanas, aunque la relación y comunicación sean la norma. Nuestros concejales y concejalas gozan de la legitimidad que les da el haber surgido mayoritariamente de los grupos de trabajo municipalista y haber sido elegidos en Primarias abiertas, por lo que debemos depositar en ellas y ellos la confianza que merecen, de modo que puedan desarrollar su trabajo. Sin embargo, la ciudadanía debemos desarrollar nuestra propia legitimidad, pues aunque la poseamos, no tenemos el hábito de ejercerla. Es nuestra legitimidad la que hará que el grupo municipal deba respetarnos y favorecer nuestro trabajo también. Digamos que nuestras tareas serán complementarias.

Como ciudadanía debemos tomar conciencia de nuestra fuerza y de la importancia de nuestro trabajo. Solo el trabajo ciudadano durante años ha permitido que lleguemos al escenario político en el que estamos ahora. Es por esa misma razón por la que debemos preservar nuestro espacio de poder, el de la gente, ya que es el único que nos va a garantizar que el proceso de cambio político va a seguir adelante. El gobierno municipal tiene su agenda institucional, pero la ciudadanía debemos marcarles los hitos estratégicos de dicha agenda y recordarles siempre que su legitimidad proviene de nosotros, mientras que nuestra legitimidad es innata.

Este año de existencia del movimiento municipalista en Madrid, primero como Municipalia y luego como Ganemos Madrid, ha sido de mucho trabajo y mucho esfuerzo, pero ha merecido la pena. Se ha demostrado que la inteligencia colectiva tiene mucho poder. Y que “si se puede”.

 

¡Seguimos!

 

Adios, Botella, adiós. Hola, Manuela

12-6-15

Ana es el paradigma de lo viejo, de una familia ultra católica de trece hijos, funcionaria de carrera, militante de Alianza Popular desde 1978 (puro R-78), concejala desde 2003, “señora de” por encima de todo y alcaldesa no electa de la sufrida gente de Madrid.

Sus grandes logros han sido hacer de Madrid una ciudad más sucia, lo que consiguió en 2007 al hacerse cargo de la concejalía de Medio Ambiente y en que a ella se la conozca mundialmente por su uso “fluido” de la lengua inglesa.

Desde que su partido llegó al Gobierno del Ayuntamiento de Madrid, mi ciudad se ha convertido en un sitio lleno mobiliario urbano delirante, suciedad incrustada, aceras rotas y prohibiciones, muchas prohibiciones. A la derecha le encanta regular todo, acotar todos los espacios comunes, erigirse en juez y parte en el uso de lo público. Si algo hay bueno, lo privatiza. Si algo hay malo, mira hacia otro lado. Barrios populares abandonados, cochambrosos, de olores nauseabundos. Ancianos y dependientes olvidados, arrinconados, los sin familia agonizantes sin que a nadie le importe. Adolescentes marginados, sin tejido social o cultural, sin salida. El pequeño comercio tocado de muerte, con sus despojos ofrecidos como alimento a las grandes cadenas. Niños hacinados en escuelas insuficientes, sin zonas verdes, sin apoyo institucional, dejados a su suerte y a su hambre.

Ha tomado medidas sin sentido, como la candidatura olímpica. No creo en milagros, pero diré que el karma nos fue favorable tras la “relaxing cup of café con leche”. Tampoco ha estado muy acertada en la gestión de los pseudo carriles bici o en la elección del modelo de bicis municipales. Ha colaborado con su policía municipal en la ejecución de desahucios, dejando a familias enteras en la calle, sin asumir ninguna responsabilidad como alcaldesa. Ha impedido que los espacios sociales autogestionados puedan desarrollar su labor con normalidad. En sus últimos dos días en el Ayuntamiento se ha producido el desalojo de nuestro querido Patio Maravillas, como una especie de venganza hacia las gentes que la hemos echado de su poltrona, sabedora de que es el espacio en el que se ha fraguado Ganemos Madrid. La actuación policial en el entorno de la nueva ubicación del Patio, en la calle Divino Pastor, ha resultado totalmente desproporcionada. El Ayuntamiento no ofrece servicios sociales a las personas excluídas, pero tampoco deja que las vecinas auto organizadas lo hagan. Solo puedo decir que #ElPatioSeQueda.

En otro orden de cosas, la gestión de la recogida de residuos y el mantenimiento de parques y jardines presentan un deterioro y una dejadez inadmisibles, con flagrantes incumplimientos por parte de las empresas concesionarias de estos servicios, sin que el equipo de Gobierno Municipal haya hecho nada por revertir esta situación.

En materia asistencial, no solo ha habido incumplimientos con ancianos y dependientes, también la mujer y, sobre todo la mujer joven y adolescente, ha visto cómo se les negaba asistencia social y médica en casos de maltrato o embarazos no deseados. En los peores momentos ellas se encuentran solas, sin apoyo institucional.

Y podría seguir con una larga lista de agravios, aunque creo que cada cual puede añadir los que conoce de primera mano.

El gran error de la derecha es creer que gestionar lo público consiste en dar negocio a los amiguetes y arrinconar a la gente. Y no es eso. Gestionar lo público es hacer que los recursos que son de todas las personas sirvan para dar cobertura a cada cual según su necesidad, manteniendo lo común y mejorándolo si es posible. No todo es, ni puede ser, hacer negocio. Las personas somos mucho más que “negocio”, por mucho que alcaldesas como Botella lo ignoren o lo hayan olvidado.

El sábado 13 de junio empieza una nueva etapa en el Ayuntamiento de Madrid, con una alcaldesa que sí me representa, Manuela Carmena. Espero que todo cambie por el bien de las personas, así que, aquí estaremos para ir contándolo.

 

Somos antisistema y nos acusarán sin tregua

19-6-15

El término anti sistema cambia de acepción según quien lo emplee. Para la derecha, los socioliberales y el sistema en general, es un término despectivo, aplicado a todo lo que se mueve a la izquierda del PSOE. Nos ven como el enemigo y no les falta razón, puesto que su sistema representa todo lo que detestamos y queremos cambiar.

Luego están las gentes sin conciencia ciudadana o de clase, que se informan por los medios vendidos al sistema. Ellos no tienen muy claro qué significa ser anti sistema, pero les parece que quemamos contenedores, vociferamos, queremos acabar con el bien y el orden y llevamos unas pintas muy guarras. Se quedan en la superficie, en las anécdotas que los medios les meten por los ojos, sin analizar las causas de nuestra actitud.

Existe una cierta clase de gente de izquierda moderada, si es que eso existe, que comprende que nuestras reivindicaciones tienen una base justa, pero les aterran los cambios y nos ven con temor. No votan al PP pero escuchan a Rajoy decir que somos radicales peligrosos y se les ponen los pelos de punta, pensando que el statu quo pueda desbaratarse.

Y enfrente de toda esa gente estamos nosotras, nosotros, los radicales antisistema que damos un significado positivo a esas palabras. Si el sistema nos expolia, nos esclaviza, nos ignora, es nuestro deber ser anti sistema. Somos radicales porque queremos llegar a la raíz de los problemas y resolverlos desde la misma raíz. Para nuestra gente no es un insulto que nos llamen anti-sistema, al revés, es un orgullo estar en el lado correcto. Porque lo correcto es luchar contra la opresión y la injusticia, contra la falta de derechos, contra la corrupción. El sistema pone el enriquecimiento de unos pocos por delante de la vida de las personas, por encima de la naturaleza. El sistema anula derechos fundamentales y libertades inalienables en favor de las necesidades económicas. En estas condiciones el sistema siempre nos tendrá enfrente.

Así que, amigas y amigos, preparad vuestra paciencia y vuestra templanza, que las vamos a necesitar. Los ataques a Guillermo, Rita, Carlos o Mauricio son solo el aperitivo. El sistema y todos sus acólitos y fieles nos van a someter a un acoso feroz y constante, les va su modo de vida en ello. Pero nosotras somos más, muchas más. Y lo que nos jugamos no es nuestro modo de vida, sino nuestra misma vida. Así que, demostremos tranquilidad e inteligencia, estrategia y capacidad de anticipación y de reacción. La razón y la justicia están de nuestro lado, solo debemos ser fieles a nuestros principios y no temer al futuro.

Lo curioso de todo esto es que todas y todos nosotros llevamos más de cuatro años haciendo cosas ilegales según el sistema. Que levante la mano quien no haya rodeado el Congreso, hecho Jaque al rey, celebrado el Día de la República o colaborado en las Marchas de la Dignidad o las Mareas Ciudadanas, asistido a una mani no autorizada, participado en una okupación o colaborado en la paralización de un desahucio. Toda la gente justa y solidaria, la gente indignada, la desesperada, una gran mayoría social, hemos participado en algún hecho considerado anti sistema por el sistema. Así que, no me fastidien ahora porque hace cuatro años alguien se manifestó a favor de la universidad laica ocupando simbólicamente una capilla en la Complutense. Yo he hecho cosas igual de radicales y me considero una persona de bien. Así que, a los palmeros del sistema les digo que dejen de escarbar, inventar o tergiversar, porque la justicia y la verdad están de nuestro lado y porque, antes o después, la propia crisis de este sistema putrefacto, que ellos defienden, llevará el agua a nuestro molino.

Orgullosa de ser radical y anti sistema.

 

Los nuevos Ayuntamientos y la necesidad de repensarnos

26-6-15

Solo han pasado 13 días desde que se constituyeron los nuevos ayuntamientos tras las elecciones del 24 de mayo y en términos políticos todo ha avanzado una barbaridad. Ha quedado claro que el sistema no piensa darnos tregua, ni cien días, ni uno siquiera. La campaña mediática es tan bestial en contra de los nuevos alcaldes y concejales de las candidaturas de unidad popular, que parece que lleven gobernando no poco más de diez días, sino diez lustros. Es asombroso que desde los medios palmeros del R-78 se propague la idea de que deben resolver en poco más de una semana los desmanes de 20 o 30 años de alcaldes corruptos. Son los medios afines al sistema los que más van a fiscalizar todos sus actos, mucho más que sus propios votantes, puesto que les va la vida en ello. Si, la vida. Piensen en la valía personal de los maruendas, indas y demás sanguijuelas. Ninguna, ¿verdad? Pues eso, que solo tienen futuro como perros de presa del sistema y lo van a defender a muerte, con mentiras, con trampas, con puñaladas traperas si lo creen necesario. Entre tanto, las bases de algunas candidaturas de unidad popular nos encontramos descolocadas, sin mecanismos de defensa, con gente como Zapata, Maestre o Sánchez Mato inmolados a la hora del telediario o en las primeras planas de la prensa más carca. Hemos salido de la vida corriente y nos faltan tablas y colmillos retorcidos para movernos en el proceloso mundo de la política mediática. Incluso las gentes de partidos como IU, que llevan años en los ayuntamientos, se encuentran en cierto modo desbordadas por el asedio mediático, ya que pocas veces han sido la diana de los ataques de la caverna de forma tan feroz.
Junto a todo este ruido mediático, ofensivo y desproporcionado, se quita importancia a temas de enorme calado, como la imputación por corrupción de la hermana del rey o la presencia en las listas de los partidos del régimen de numerosos imputados en los casos de corrupción mas flagrantes de la historia. La cortina de humo también sirve para ocultar los pequeños logros de cada día en cientos de municipios de todo el Estado, gobernados desde el 13 de junio por candidaturas de unidad popular. Lamentablemente, mientras los medios de comunicación dependan económicamente de las élites financieras del país, esa situación injusta no va a cambiar. Se trata de neutralizar lo mas posible el empoderamiento ciudadano, de perpetuar la actual situación de injusticia social y de corrupción, a mayor gloria del R-78.

Entre tanto, durante el mes de junio y una vez pasada la fiebre de las municipales, ha empezado el baile con la vista puesta en las próximas elecciones generales. Quienes pretenden perpetuar el statu quo han abrazado claramente la causa reformista, ya se sabe, hacer que todo cambie para que no cambie nada. A esa estrategia responden movimientos como la magnificación del apoyo a la monarquía por parte del PSOE, con la culminación del uso de la bandera del 78 como fondo en la “entronización” (Primarias para qué) de Pedro Sánchez, líder supremo de los traidores al socialismo que controlan hoy por hoy ese partido. El PP anda muy perdido en sus luchas internas, con un Rajoy debilitado frente a otros sectores en auge (parece que todos ellos en manos de lideresas). Ciudadanos ha metido la pata hasta el corvejón, dando apoyos a los partidos del régimen para gobernar en las autonomías, por lo que las encuestas le dan una bajada sustancial de intención de voto (ya se sabe que es mejor el original que la copia, Rajoy dixit). Podemos parece demasiado ocupado en su organización interna y en preparar la próxima campaña electoral. IU busca frenéticamente la confluencia de fuerzas de izquierda, tanto como una estrategia de cambio social y político, como un método de supervivencia. Otros partidos estatales son demasiado nuevos (Alternativa Socialista), demasiado pequeños (Equo) o demasiado patéticos (UPyD). Sin embargo, los dos primeros apuestan claramente por la confluencia y la unidad. El tercero parece que está a ver si salva los papeles. En general, la gente de izquierdas no entiende los desplantes continuados de Pablo Iglesias a las llamadas de unidad, o la falta de sustancia de las bases socialistas a la hora de oponerse a la cúpula del PSOE. En fin, el tiempo dará o quitará razones. Lástima que la piel la arriesguemos las personas corrientes.

 

Este panorama complejo e inestable genera muchas incertidumbres a lo que solemos llamar activistas de izquierdas. Somos conscientes de que hay mucho trabajo por delante y muchos problemas que resolver, pero tenemos la desagradable sensación de que el sistema nos está arrollando. No en vano controlan la opinión pública, el BOE, los Presupuestos, los cambios legislativos, la Justicia y todo lo que puede facilitar o dificultar el cambio social y político. Y todo el mundo sabe que son más partidarios de una reformita dirigida, de una segunda transición controlada, como ya hicieron con la del 78. Por eso creo que ha llegado el momento de repensarnos, de redefinir nuestras propuestas dentro de un marco de consenso amplio. Habrá que hablar de Proceso Constituyente, de recuperación de los derechos perdidos, de soberanía ciudadana. Y habrá que hacerlo de modo cercano, que cale como lluvia fina en quienes no son fieles al sistema pero se hallan perdidos, que genere aceptación y consenso ciudadano. Hay que desarrollar la idea de que, tras el primer paso en el empoderamiento ciudadano del 24 de mayo, hay que seguir avanzando para recuperar la soberanía ciudadana. Hay que hacer ver que sin mayoría en el Congreso, nuestros alcaldes verán muy limitadas sus actuaciones. Puede que cause un poco de vértigo, pero si no nos lanzamos todas las personas progresistas en pos de la unidad y de ese Proceso Constituyente, nada va a cambiar de verdad. Si la izquierda sigue fragmentada, puede que el presidente del Gobierno llegue a ser Pablo Iglesias con la ayuda de Pedro Sánchez, o viceversa, pero seguirá gobernando el IBEX 35.

 

Así que, animo a toda la gente progresista que de verdad quiera una sociedad justa e igualitaria, a que colabore con las plataformas de unidad de la izquierda y que trabaje en la medida de sus posibilidades para difundir entre la población la necesidad de un Proceso Constituyente.

Para quienes no sepan donde colaborar, hay muchas formas: acercarse a las candidaturas populares de su localidad, colaborar con plataformas como la Junta Estatal Republicana o la muy nueva Somos Izquierda, afiliarse a partidos pro-constituyentes (como Alternativa Socialista, en el que milito), difundir los mensajes de unidad y de necesidad constituyente en las redes. Crear, en fin, un clamor popular por la unidad y el cambio. Es nuestra hora, la hora de recuperar nuestro poder.

 

Y de Grecia emanó la Democracia

5-7-15

Una vez más, segunda en este año, Grecia nos muestra el camino de la verdadera Democracia. La deriva autoritaria impuesta por los mercados ha encontrado un obstáculo de primer orden en un pequeño país, insignificante por su economía, pero imprescindible por su aportación a la Historia. Las Autoridades, antes llamadas Troika, habían pensado sacrificar un país, a todo un pueblo, para dar ejemplo, escarmentar a los insurrectos. Pero héte aquí que no han calibrado correctamente la valía y la dignidad de los griegos.

Desde que Tsipras llegó al Gobierno el pasado 26 de enero, con Varufakis como campeón en la arena, toda Europa ha asistido expectante al desarrollo de esta lucha desigual. El rodillo mediático aplicado por los poderes económicos ha intoxicado a la opinión pública, de modo que una buena parte de la población europea ha confundido sus propios intereses con los intereses de las grandes corporaciones, de los bancos y las oligarquías, en un alarde de ignorancia y falta de criterio. El temor a que tras Grecia vayan España, Italia o Portugal planea sobre los despachos que mueven los hilos de nuestras vidas.

Sin embargo, otra parte de la población europea, mejor informada, con más criterio, ha defendido a capa y espada durante los últimos días el NO, el OXI, con manifestaciones, actos y acciones globales en las redes sociales. Especialmente curiosa ha resultado la iniciativa de un joven vendedor de zapatos británico, que ha iniciado un crowd founding para recaudar el importe de la deuda griega y poder cancelarla entre todos los europeos. Tocamos a 3 € por cabeza. Creo que llevaba más de 2 millones de € recaudados ayer sábado.

Lo más significativo de la infamia neoliberal es la crítica feroz que ha recibido Tsipras por convocar un referéndum para que el pueblo griego decida su destino. Han tenido que votar si aceptan un nuevo rescate, con más sacrificios y más austeridad, o lo rechazan y siguen plantando cara a un poder espúreo que controla el mundo, el poder económico, que consiste en explotar a las personas para acumular riqueza y forzar su endeudamiento para esclavizarla de por vida. Si o No. Someterse y morir poco a poco o seguir luchando por una posibilidad de ser libres. Y parece que han decidido luchar. Por ellos, por sus hijos y, aunque no lo sepan (o si), también por todos nosotros, por mantener la Democracia en Europa. El pueblo griego ha demostrado que es soberano, digno y un ejemplo para el resto.

Ahora hay que seguir su estela, plantar cara a los poderes no democráticos y demostrar que la soberanía reside en el pueblo.

#OtraEuropaEsPosible

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s