Alexis Tsipras en Madrid.

Alexis Tsipras
Alexis Tsipras

Acto organizado por IU y Syriza en la Casa de America

Viernes 31 de mayo de 2013

Son las 17,45h, el salón de actos a rebosar, suena música griega.

Esto va con un poco de retraso, el ambiente es animado, las voces en tono elevado incluso. Estamos Carlos Martínez y yo.

Está  Yolanda Díaz, de AGE, una de las madrinas de CLI-AS en el acto del 2 de marzo, Carlos Martínez va a saludarla. Vemos a Enrique de Santiago, Carlos me lo presenta… es un honor ir de la mano de Carlos. Está también Alberto Garzón, Centella… es un acto por todo lo alto.

Comienza la intervención Yolanda, lo hace en gallego, saludando a todos y transmitiendo un saludo de Beiras. Transmite, como siempre, ideas claras de forma muy cercana: “la izquierda del siglo XXI será mestiza o no lo será”. “La Troika esta arrebatando los derechos a los de abajo. Son unos criminales que no se han presentado a las elecciones los que están oprimiendo a los de abajo”. “Hay que sumar los frentes populares para romper el bloque hegemónico dominante, hay que reinventar la izquierda y esta izquierda debe ser generosa”. La sensación de sosiego que transmite esta mujer siempre me impresiona.

Yolanda Díaz presenta a José Luis Centella, Chesús Yuste, Dolors Camats  y Alberto Garzón, que serán los ponentes.

Centella comienza su intervención con una gracieta: “como Yolanda ha hablado en galego yo puedo hablar en andaluz”, lo que provoca risas entre los asistentes. Una vez conseguida la atención del auditorio comienza su discurso: “Izquierda plural muestra la voluntad de ponerse de acuerdo, de buscar lo que nos une, voluntad de trabajar juntos. En España no partimos de cero para esta unidad. Ya hay experiencia con IU”. Y vuelve a ser cercano: “Espero que mañana se de una buena despedida a los hombres de negro, que llevan esta semana entre nosotros. A ellos les preocupa el decreto sobre desahucios de la junta de Andalucía, no la gente desahuciada”. “Hay que decidir si nos resignamos o nos rebelamos”. Nos muestra sus recelos: “El acercamiento entre el PP y el PSOE no parece ajeno a la visita de los hombres de negro”. Mete la cuña publicitaria, por si lo hemos olvidado: “Hay que recordar la oposición a Maastricht que tuvo IU”. Pero vuelve rápidamente a la actualidad: “La UE no piensa en los ciudadanos, solo en el beneficio de unos pocos”. “Entre todos hay que construir una alternativa al proceso que vivimos. Los procesos revolucionarios deben ser profundamente democráticos o no se harán. Contra la Troika hay que ir juntos, buscando lo que nos une y olvidando lo que nos separa. Y debe ser un proceso participativo desde abajo. Hay que construir una alternativa que ilusione a la gente y que la movilice. Tenemos que hablar de no pagar la deuda ilegítima, por ejemplo, pues la gente debe participar en los procesos económicos”. Y va un poco más allá: “La batalla cultural, la de las ideas, es fundamental. La batalla de los valores, que la gente asuma valores de solidaridad, esa es la importante”. “El sistema está convirtiendo los derechos en privilegios, por lo que consiguen que la gente luche por defenderlos. Eso hay que cambiarlo, buscar la solidaridad, lo colectivo, la camaradería. Hay que combatir los elementos coloniales del capital: el dominio de la educación, de los medios de comunicacion, etc”. Y termina con un colofón optimista: “Un mundo solidario y alternativo es posible”.

Yuste comienza su intervención hablando de como el proceso de unidad de la izquierda en Aragón ha hecho posible que él este hoy aquí. Nos habla de que hay una auténtica sangría de derechos sociales en el sur de Europa y como lo imponen gentes sin legitimación democrática, lo cual es una anomalía democrática. Nos dice que el dogma neoliberal del déficit cero se está cargando los derechos sociales tan duramente conseguidos durante siglos. Y comienza a lanzar una batería de ideas: “Todos compartimos el compromiso de lucha y de resistencia, no nos resignamos a la política de la Troika. Somos muy diversos pero esa lucha nos une”. “La obsesión del gobierno debería ser crear empleo y este gobierno solo busca los recortes”. Y aquí dice algo sorprendente en un político de izquierda: “No es patriótico el humillarse ante un poder extranjero”. Y  sigue: “Parte del plan de recortes no está exigido por la Troika, ni la merma de los derechos de la mujer, ni la soberanía de las CCAA son impuestas, son políticas involutivas y reaccionarias buscadas por el gobierno”. “Estamos retrocediendo en derechos sociales al menos 30 años”. “Convierten los servicios públicos en negocios que benefician a los amigos”. “La reforma exprés de la constitución, art. 135, es una involución democrática”. “La involución autonómica es también de gran importancia, ya que esto lleva a recortar los servicios sociales. A pesar de que la mayor parte del presupuesto del estado esta en manos de las comunidades autónomas el estado central se reserva la mayor parte del déficit para si, lo que lleva a los recortes de todos los servicios sociales que ofrecen las CCAA y además se debilita el estado de las autonomías”. “Tenemos que defendernos de las políticas de recortes pero también del recorte de derechos de las autonomías”. En fin, un compendio de ideas interesantes pero algo desorganizadas en la exposición.

Dolors Camats comienza diciendo que hay que ser pedagógicos al explicar lo que ocurre. “Es terrible oír que lo que ocurre es culpa nuestra por vivir por encima de nuestras posibilidades, y además es una falsedad”. “Los recortes del estado van encaminados a recortar servicios públicos y a bloquear la redistribución de la riqueza. Estamos intervenidos, ya en una segunda parte, aunque se niegue, y en esta fase se recortan no solo servicios, si no también derechos, como la educación, la sanidad, etc. Estos derechos se recortan como parte de un plan ideológico”. Y sigue exponiendo de modo muy claro los hechos y el plan: “El gran negocio hoy se esta haciendo con nuestros derechos arrebatados, lo que en un bucle perfecto lleva a una pérdida de democracia, como en el caso de la pérdida del poder municipal o la recentralización del poder”. “Es todo un proceso de involución”. Ahora nos ofrece una alternativa: “Hay que contraponer a esto un modelo federal del estado con la soberanía como objetivo”. Ahora llega otro punto importante: “Las mujeres llevamos la peor parte, ya que la reducción del estado de bienestar la paliamos nosotras”. Y explica como somos las mujeres las que asumimos la resolución de las carencias que han aparecido en las familias como consecuencia de la merma de derechos sociales. “La corrupción del estado y la política cómplice han abonado el proceso”. Habla de algo muy importante: “El miedo de la gente es la principal arma del sistema, miedo a perder el trabajo, los derechos, a manifestarse o a hablar. Hay que hacer que la gente deje de tener miedo, que el miedo cambie de lado”. Y otra idea interesante: “No solo hay que luchar por el futuro, si no por el presente de la gente, combinando lo importante y lo urgente. Hay que resistir pero también hay que construir alternativas y esa es nuestra mayor responsabilidad. Los partidos hemos perdido la hegemonía a la hora de plantear alternativas políticas o sociales, hay que contar con los movimientos sociales, hay que trabajar con la participación ciudadana. Un ejmplo es la ILP por la dación en pago”. Nos cuenta que en Cataluña hay en marcha una ILP por la renta básica. Y finaliza con una idea que creo fundamental y eje de su exposición: “Hay que buscar espacios de confluencia con los ciudadanos”.

Es ahora el turno de Garzón, que comienza diciendo que no solo vivimos una crisis política y económica, si no también una crisis ideológica, en la que está cambiando nuestra relación con todo. Cree que la crisis política es en parte responsabilidad de la izquierda y esto “hace necesario que tengamos autocrítica”. Piensa que hay una necesidad de participación política en la ciudadanía y es lo que hace que se muevan en plataformas, mareas, etc. y nos dice: “Debemos entender que nuestras organizaciones deben ser un instrumento para cambiar la sociedad y una parte de la sociedad reclama nuevos instrumentos”. “Los partidos debemos cambiar para responder a esa demanda de mayor democracia interna y de mayor participación de los ciudadanos en los procesos. Hay que buscar nuevas formas de acción para ser mas transversales”. Explica ahora como la UE ha propiciado un proceso destituyente dirigido desde las elites y con ideología neoliberal. Y es por eso que los parlamentos se han disociado de la sociedad. Cree que alcanzar el gobierno no garantiza conseguir el poder que haga cambiar la sociedad. Como ejemplo que se debe seguir está la norma andaluza sobre desahucios, aprobada por todos los partidos con la abstención del PP, promovida por la acción social y la lucha ciudadana. Desgrana ahora una serie de ideas organizativas: “La alternativa de izquierda plural no debe ser una sopa de letras si no que debe centrarse en un programa y en una ideología común”. “El desprestigio de la clase política nos debe hacer reflexionar sobre lo que la ciudadanía espera de los políticos”. “Hay que promover un proceso constituyente que comience desde abajo, desde la ciudadanía”. Y vuelve a las ideas para reflexionar: “El capitalismo lleva a adelgazar el estado para impedirle tener opción de cambiar la sociedad. Eso demuestra que el gobierno es una cosa y el poder es otra, esta dicotomía la propicia el capitalismo, por lo que para acabar con ella hay que acabar con el capitalismo”. “La crisis ha radicalizado la naturaleza del capitalismo y la ha hecho mas evidente. Tenemos el ejemplo del referendum sobre la constitución europea, en que el resultado negativo hizo que desde el poder se dijera que la ciudadanía se equivocaba y que hay que reeducarla, con lo que se pone en evidencia lo antidemocrático de este proceso”. “Las organizaciones de izquierda deben evolucionar a la par que las necesidades sociales”. “Hay que hacer autocrítica: ¿somos referencia para la mayoría de la sociedad? Y si no lo somos, ¿qué debemos hacer para serlo? Las organizaciones políticas no debemos ir por detrás de la sociedad, debemos tener como ejemplo los procesos en America Latina. Lo que importa es cambiar la sociedad, terminar con el sistema económico capitalista, y esto es urgente”. “Necesitamos organizaciones no solo políticas, si no también ciudadanas”. “Hay que acabar con las condiciones del capitalismo, que nos disocia para que perdamos nuestra fuerza colectiva”. Y termina con una idea a mi juicio atractiva: “El proceso constituyente puede ser una meta aglutinante”. Decididamente este muchacho es brillante, su discurso es mesurado pero inteligente y lleno de ideas. Los viejos gurús que lo postularon eligieron bien.

Hay un pequeño receso en el que la gente bulle, entran más personas en la sala. Finalmente a las 19,30h hace su entrada Tsipras, entre grandes aplausos.

Su intervención en griego es traducida: “Debemos estar unidos, ser una izquierda radical que de respuestas”. Nos cuenta, como si fuera un relato, que hace dos años comenzó en Grecia el movimiento de las plazas inspirado en el 15M español y el detonante fue una pancarta que preguntaba donde estaban los griegos. Cuando esa pancarta fue vista por los jóvenes bloggers en Grecia se pusieron de acuerdo para la primera reunión en la plaza Syntagma con una gran pancarta con la bandera republicana española y un lema: “aquí estamos, hermanos españoles, presentes”. Esta historia emotiva arranca aplausos entre el público, tiene al auditorio en el bolsillo. Y empieza de verdad su discurso: “Somos dos pueblos mediterráneos con similitudes históricas, y con futuro común, luchadores por nuestra democracia. Vivimos la solidaridad de los pueblos en la guerra civil española y la resistencia de los partisanos al fascismo en la II Guerra Mundial. Y en la historia más reciente hemos sufrido dictaduras feroces ambos pueblos. Al igual que Portugal, donde se venció a la dictadura también”. Opino que es muy generoso con nosotros, que permitimos al dictador morir en la cama, pero, claro, eso no va a venir a decirlo, sería verdad pero por eso mismo ofensivo; nos recordaría que no fuimos lo bastante valientes para levantarnos y vencer de verdad la dictadura. Me pregunto si todos los presentes pensarán igual que yo o serán complacientes consigo mismos y desecharán lo obvio. Mi digresión es solo eso, mía, y Alexis continúa: “Somos los mismos pueblos los que sufrimos ahora la dictadura del capitalismo y de los mercados, con una democracia imperfecta. En esta nueva lucha contra la dictadura de los mercados la lucha es no solo para los pueblos del sur de Europa, si no para todos los pueblos de Europa”. Nos habla de la realidad de Grecia en el 5° año de recesión: “Gran parte del pueblo está sufriendo, esta guerra económica contra el pueblo griego tiene las mismas consecuencias que una guerra con armas, consecuencias humanitarias”. “El remedio que nos imponen para combatir la crisis es peor que la propia crisis, es la austeridad”. “Las pérdidas de derechos sociales y de capacidad económica en Grecia son peores ahora que durante la ocupación nazi”. “El presente de Grecia hoy es el futuro de España y esta muy cercano”. “Han creado un mito según el cual cada país es un caso especial, pero todos vamos a caer de igual modo y hace falta la unión de todos nosotros para combatir esta guerra”. “Dicen que no hemos trabajado lo suficiente, que hemos vivido por encima de nuestras posibilidades, pero esta no es una crisis de nuestros países, si no una crisis del capitalismo, una crisis mundial”. “El remedio a la crisis que nos ofrecen es que los trabajadores, los jóvenes, los ancianos, paguen la crisis. Nos han dicho que con recortes pasaría la crisis pronto, pero a la vista de los resultados en vez de mejoras tenemos más recesión y más deuda publica. Hace tres años, cuando se firmó el primer memorandum la deuda era 110% del PIB y ahora es 170%. ¿A quien le damos el nobel de economia?, ¿a los que idearon el plan o a los que lo están implementando?” Esto arranca las risas del público. Y Tsipras continúa:  “Todo esto lleva a una devaluación interna de enormes proporciones. Y si no han tenido éxito en sus políticas, ¿dónde van los millones pagados por los intereses de la deuda?” Y él mismo contesta a la pregunta: “Este dinero va a los bancos en los paraísos fiscales. Esto es un robo claramente”. Y en este punto aborda uno de mis temas favoritos: “Se habla de un dinero abstracto, inexistente”. Lanza otra idea común e importante: “Los que no han creado la crisis no la tienen que pagar”. Y pasa a decir que todo este programa de austeridad no ha solucionado nada ni lo hará, por lo que es una gran estupidez. “Si se condonó la deuda alemana tras la II Guerra Mundial, ¿por que no la deuda de los países del sur? Les debemos decir a la Troika que el sur de Europa no puede pagar, que de seguir así desaparecerá”. Y ahora otra idea central: “La derecha y la socialdemocracia europeas son cómplices de este austericidio, de la destrucción del futuro de los jóvenes”. Y sigue lanzando reflexiones: “Tienen que darse cuenta de que Europa no puede ser un club de bancos, un nuevo Imperio, con los países del sur convertidos en colonias esclavizadas. En este momento los pueblos deben sublevarse, levantar su voz y decir que esto no pasará. Hay que incluir en nuestra lucha a los trabajadores del centro y el norte de Europa, que son nuestros aliados”. “Cuando hace un año Syriza estuvo a punto de ganar se lanzo una campaña mediática sin precedentes en su contra y esto es incomprensible si de verdad los mercados tuvieran la razón. ¿Por qué tener miedo de un pequeño pueblo si la verdad está de su lado? La amenaza de sacar a Grecia del euro fue un chantaje para que la gente tuviera miedo de la victoria de la izquierda. Si Grecia no es un peligro, como dicen, ¿por qué lanzan una guerra tan feroz?” Y de nuevo responde él mismo a la pregunta: “Porque un ejemplo de sublevación seria la chispa que haría estallar a los demás”. “Imaginemos, si tanto temen la victoria de Syriza, qué seria si vieran que hay muchos syrizas en Europa, uno en cada país, sería el terror en sus cabezas”. La siguiente reflexión que hace me resulta especialmente triste: “Hoy está muriendo la democracia en el mismo lugar que nació en el siglo V antes de Cristo”. Y explica como en el parlamento está Amanecer Dorado, partido fascista y de miembros asesinos. Nos dice que el parlamento ya no vota, no discute, solo se pasan decretos dictados por la troika ( voces que dicen “igual que aquí”). “Se han prohibido las huelgas, se van a prohibir las manifestaciones”, y yo pienso que probablemente pronto será aquí igual. Y termina su intervención con unas frases especialmente llamativas: “El partido del gobierno es de derecha pero tiene una agenda de extrema derecha y además favorece a la extrema derecha y no podemos olvidar que participan dos fuerzas que se llaman de izquierda en este gobierno. Hay que crear un frente de lucha antifascista en Europa para frenar su avance. Nuestros adversarios solo son invencibles si estamos desunidos”.

La gente aplaude y prorrumpe en gritos de “si se puede”, se palpa la emoción en el ambiente.

Es ahora el turno de Lara. Empieza bromeando sobre la inyección de moral que nos ha dado Alexis. Nos habla de la semana europea con Mélenchon y Tsipras. Hace un repaso de la situación catastrófica de la economía y explica que se debe a las políticas económicas que nos están aplicando. “Y es que los cargos electos usan la puerta giratoria para su beneficio personal, en lugar de defender lo público”. “Es un caballo de Troya dentro del Estado. El bipartidismo es el que propicia esto. El modelo productivo basado en la inmobiliaria ha sido buena causa de nuestra situación. La falta de intervención del estado en este sector fue la causa de la formación de la burbuja”. “La Ley de transparencia sería importante para saber la situación de las cajas rescatadas y aclarar la corrupción generalizada”. Es contundente cuando dice que IU pide la dimisión del gobierno por sus políticas contrarias a su programa electoral, que el pacto que IU aceptaría pasaría por suprimir la reforma del art. 135 de la constitución., por suprimir la reforma laboral, etc…, auditar la deuda, luchar contra el fraude, implantar la progresividad fiscal, etc. Piensa que la socialdemocracia en Europa está al servicio del capital, no es una organización de izquierda. Nos sorprende al decir: “A ver si todos los patriotas deciden pagar todos sus impuestos y ayudan a reducir el déficit”, la palabra patriota no suele escucharse en boca de un dirigente de izquierda y esta tarde es la segunda vez que la oímos aquí. Repite algunas de las consignas del acto del lunes, es difícil sustraerse a repetir frases resultonas. Hace referencia a alternativas que se están creando en otras formaciones, lo cual me sorprende O_O. Y como de pasada dice algo sobre medio ambiente, pero nada, una pequeña frase sin contenido. Termina con la consigna más repetida hoy: “Debemos crear poder popular de forma organizada. Juntos podemos ser invencibles”. Me ha parecido mejor que en el acto con Mélenchon del lunes, se ve que ha cambiado de autor para este discurso y este último es mucho más lúcido.

Termina todo entre aplausos y parabienes. Lo mejor para mi: la tertulia posterior tomando unas cañas con tres grandes personas con muchas y grandes ideas: Carlos Martínez, Manolo Monereo y Armando Fernández Steinko. Las horas se pasan rápido departiendo con ellos. 🙂

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s